lunes, 30 de junio de 2014

Publican una lista de los edificios dedicados al diablo


Torres KIO, Madrid: Poco podemos añadir a lo que dejó filmado Alex de la Iglesia en ‘El día de la bestia’: las torres inclinadas de Plaza de Castilla son la verdadera puerta de servicio al Averno desde Madrid. Financiadas con los petrodólares de los infieles kuwaitíes de la mano del simoníaco Javier de la Rosa, las Torres KIO se convirtieron en el símbolo de la cultura del pelotazo durante los 90.
Como no podía ser de otra forma, hoy acogen las oficinas de Bankia, mutación maligna de lo que en su día fue el popular Monte de Piedad de Madrid. La culminación del adefesio de las KIO sólo podía venir de la mano de ese siervo de Satán que responde al nombre de Santiago Calatrava, que plantó en mitad de la plaza una gigantesca chuta dorada, entre fálica y toxicómana.
Trump Tower, Nueva York: Con su peinado imposible y su innegable origen proletario, Donald Trump no desentonaría como villano en los supermanes de Christopher Reeves. Semejante malvado de opereta necesita a la fuerza de un rascacielos ostentoso y estridente desde el que ejercer su maldad.
La Torre Trump pretendía ser la tarjeta de presentación en la sociedad neoyorkina de su multimillonario propietario pero el resultado es la constatación de un quiero y no puedo: Trump, como su torre, se siente fuera de lugar en una fiesta en la que nadie le ha invitado. Menos mal que en medio de Manhattan disimula entre otros gigantes de acero, porque si la plantan en mitad de Zamora las fuerzas vivas de la ciudad hubiesen puesto el grito en el cielo. Y con razón.
Publican una lista de los edificios dedicados al diablo Iglesia de la Cienciología, Los Angeles: Hace 75 millones de años, el director de la Confederación Galáctica Xenu pobló la Tierra con miles de millones de seres de otras galaxias, a continuación los aniquiló con erupciones volcánicas y bombas de hidrógeno y hoy sus almas vagan por el éter, pegándose a los cuerpos de los hombres. Comparado con semejante disparate germinal, la Biblia parece el BOE, de puro sobria y realista.
Una secta que parte de una premisa tan delirante necesita de una sede a la altura. ¿Qué tal un edificio de estilo art-decó brutalista, pintado de azul Simpsons, como el que tiene la Cienciología en Los Angeles? La alucinada fe fundada por el aviador Ron Hobbard presume de tener 8.500 iglesias en todo el mundo, incluyendo un elegante edificio en el centro de Madrid, pagado, dicen, por el mismísimo Tom Cruise, alienígena embajador de la cienciología.
Tomorrow Tower, Shanghai: Un adorador de Satán que se precie jamás podría planear sus fechorías desde una casa de campo en la campiña inglesa. Para impregnarse del Mal con mayúsculas hay que habitar en un edificio de apartamentos en Móstoles o, mejor aún, en el pináculo del Hotel Marriott de Shanghai, la ciudad que podría haber servido de plató para ‘Blade Runner’.
La “Torre del Mañana”, como enigmáticamente se llama el diabólico rascacielos, acoge 255 apartamentos de lujo y las 342 habitaciones del no menos lujoso Hotel Marriott, allí donde pernoctan empresarios, políticos, miembros del Partido Comunista, entre otros siervos del Maligno.
El Pentágono, Arlington, Virginia: Como no podía ser de otra forma, el edificio desde en el que se deciden las próximas guerras del planeta oculta bajo su inocente forma pentagonal la estrella de cinco puntas de Satanás, también conocida como pentáculo y pentalfa.
Entre los superpoderes del Pentágono se cuenta la capacidad de volatilizar los aviones que chocan contra sus gruesos muros, convirtiéndole en algo así como el “Pentágono de las Bermudas”, aunque bien visto la sede del Departamento de Defensa de EEUU también podría llamarse Villameona: el edificio fue construido con el doble de los baños requeridos para atender las necesidades fisiológicas de sus 23.000 funcionarios: en 1941 la ley de segregación racial de Virginia obligaba a que todos los edificios públicos tuvieran baños para blancos y negros, blancas y negras. Diabólico, ¿no?
Torres de Colón, Madrid: El Paseo de la Castellana es el genuino Eje del Mal de la capital, desde las Torres de Mordor al norte a la Torre de Colón al sur, pasando por el pérfido vórtice de Plaza de Castilla. En la esquina con Génova, una calle ya de por sí luciferina, se levantó en los años 70 las Torres de Colón, en principio un edificio de apartamentos de lujo pero que acabó siendo el headquarter de Rumasa, la OminCorp carpetovetónica.
Las Torres de Colón no pasaría de ser un discreto rascacielos pigmeo si no fuera por el gigantesco enchufe verde que le pusieron de capirote en los años 80, inaudito remate que hace exclamar WTF a los turistas que se dan una vuelta por el Museo de Cera.
Edificio Cesta, Ohio (EEUU): Frente al edificio típicamente maligno, tipo Torre del Futuro, existe una opción más discreta y, por eso mismo, más pérfida: construir tu cuartel general emulando un motivo naif y tontorrón, como una cesta gigante de ocho pisos y más de 20.000 metros cuadrados. Las asas que rematan el engendro pesan 150 toneladas.
El adefesio no es otro que un modelo a escala del cesto superventas del fabricante americano Longaberger. Fue erigido en 1997 por empeño del fundador de la empresa, Dave Longaberger, que ya chocheaba y cuyo plan de dominación del mundo pasaba por sembrar el mundo de otros muchos cestos gigantes, pretensión que fue sensatamente ignorada por los herederos del imperio de mimbre.
Hotel Ryugyong, Pionyang, Corea del Norte: En 1987 y con objeto de meter un dedo en el ojo a sus “vecinos capitalistas”, el bizarro régimen de Corea del Norte inició la construcción del “hotel más alto del mundo”. Cuatro años después se tuvo que detener la mastodóntica obra por falta de fondos y su esqueleto de hormigón quedó durante dos décadas a la vista de los satélites, ganando el título oficioso de edificio más feo del mundo.
Torre InTempo, Benidorm: Una relación de edificios malignos quedaría coja si no apareciera en ella Benidorm, epicentro del satanismo arquitectónico del Mediterráneo. La llamada Torre InTempo estaba llamada a ser el símbolo de la salida de la ciudad de la crisis pero va a quedar como el monumento al desenfreno urbanístico de la década pasada, icono a la estulticia fálica que ya anticipó ‘Huevos de oro’.
La historia de este inacabado Templo del Mal se inició en 1995, cuando dos chorbos montaron una sociedad con un capital de 3.100 euros y lograron un crédito de Caixa Galicia por valor de 92 millones de euros.
Eran otros tiempos, claro. La torre de 47 plantas y 269 viviendas se quedó a medio terminar y se la quedó quien más se la merece: el equívocamente llamado “banco malo” (como si el resto fueran buenos), el Sareb, que debería plantearse muy seriamente instalar su sede allí.
Fuente: Noticia cristiana.com

PARA PONER EN PRACTICA

Mantenga siempre su mente abierta al cambio. Déle la bienvenida. Búsquelo. Sólo puede progresar examinando una y otra vez sus opiniones e ideas. DALE CARNEGIE


REFLEXION PARA HOY

EN NOMBRE DEL AMOR

En nombre del amor, hombres y mujeres asesinan a sus parejas, disque por amor,
En nombre del amor, madres abandonan sus hijos en basureros, y otras en cualquier otro lugar.
En nombre del amor terroristas asesinan a personas inocentes por amor a su Dios.
En nombre del amor personas mienten, engañan a los demas.
En nombre del amor se les ponen zancadillas a otros para obtener el éxito.
De esta manera cada uno tiene su historia particular, del supuesto amor que siente por algo o alquien, y es que se acostumbra a llamar amor a cualquier sentimiento que te inclina a actuar , pero el verdadero amor no lo caracteriza ninguna de las acciones antes mencionadas.

La Palabra de Dios nos enseña en 1ra. de Corintios 13 cual o como es el verdadero amor:


13  Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.
Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.
Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.
El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;
no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;
no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.
Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.
El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.
Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos;
10 mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará.
11 Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño.
12 Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido.
13 Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.
Reina-Valera 1960 (RVR1960)

sábado, 28 de junio de 2014

Tintes para el cabello podrían causar cáncer, indica un estudio ¡Cuidado!


Tintes para el cabello podrían causar cáncer, indica un estudio ¡Cuidado!
Un estudio publicado en la revista Occupational & Environmental Medicine y retomado por el diario español ABC, asegura que los niveles de o-y m-toluidinas en sangre tienden a incrementarse al mismo tiempo que el número de tintes que se aplican a la semana.  Mismo efecto se observa en los permanentes, lo que sugiere que los tintes y tratamientos permanentes para el cabello pueden contener toluidinas, compuestos químicos que están prohibidos en la Unión Europea.
La investigación
Los científicos midieron los niveles de ocho aminas aromáticas potencialmente cancerígenas, incluidas las toluidinas, en 295 pelucas de 32 usuarios habituales de tintes de pelo y un grupo de control con 60 personas que no habían usado ninguno de estos productos en el último año.En las pelucas los niveles de toluidinas tendieron a incrementarse al tiempo que el número de tintes se aplicaron, lo mismo ocurrió con los permanentes.
¿Continúan siendo dañinos?
En los años 70 el 90% de los tintes de cabello contenían sustancias cancerígenas, lo que derivó en restricciones de uso. Sin embargo, estos nuevos resultados podrían sugerir que los ingredientes de los tintes continúan siendo potenciales fuentes de exposición a la toluidina.
Mientras se hacen nuevos estudios, los expertos recomiendan a los estilistas utilizar guantes para que la piel no absorba estos productos. ¿Y los que se pintan el cabello?  Ahí está el verdadero problema.
Fuente: salud

lunes, 23 de junio de 2014

REFLEXION PARA HOY

Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho. Santiago 5:16

PRINCIPIO PARA RECORDAR

Los cristianos que carecen de convicción tienen poco que comunicarles a los demás. Las personas no ven razón para sentir entusiasmo por Jesús si los cristianos no lo sienten. No obstante, cuando nos apasionamos por nuestra fe, esto les dice a los buscadores y escépticos que en verdad Cristo nos ha cautivado. Como el filósofo alemán George Hegel dijo: Absolutamente nada en grande en el mundo se ha logrado sin pasión.

Del libro Aventura Inesperada.


Contaminación mata más que enfermedades en el Sur en desarrollo


La contaminación atmosférica y química crece rápidamente en el mundo en desarrollo, con graves consecuencias para la salud, según Richard Fuller, presidente de la organización ecologista Pure Earth/Blacksmith Institute. Crédito: Bigstock
La contaminación atmosférica y química crece rápidamente en el mundo en desarrollo, con graves consecuencias para la salud, según Richard Fuller, presidente de la organización ecologista Pure Earth/Blacksmith Institute. Crédito: Bigstock
UXBRIDGE, Canadá,  jun 2014 (IPS) - La contaminación, y no las enfermedades, es la principal causa de muerte en el Sur en desarrollo, donde mata a más de 8,4 millones de personas cada año, según nuevos análisis y estudios.
Esa cifra casi triplica la cantidad de muertes causadas por la malaria y supera en catorce veces la mortandad por el virus de inmunodeficiencia humana y el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (VIH/sida). Sin embargo, la contaminación recibe apenas una mínima fracción de la atención que reciben esos males.
Estos documentos se presentan desde este lunes 16 y hasta el viernes 20 al Grupo de Trabajo Abierto de los Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS), que prepara en Nueva York la nueva agenda de desarrollo global que sustituirá desde el año próximo a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).
“Los sitios tóxicos, junto con la contaminación del aire y el agua, imponen una carga enorme a los sistemas sanitarios de los países en desarrollo”, dijo Richard Fuller, presidente de la organización ecologista Pure Earth/Blacksmith Institute, con sede en Nueva York, que preparó el análisis en el marco de la Alianza Mundial sobre Salud y contra la Contaminación (GAHP, por sus siglas en inglés).
La GAHP es un organismo donde colaboran organismos bilaterales, multilaterales e internacionales, junto con gobiernos nacionales, el sector académico y la sociedad civil.
La contaminación aérea y química crece rápidamente en estas regiones, y cuando también se toma en cuenta el impacto total para la salud de la población “las consecuencias son terribles”, aseguró Fuller a IPS.
Este futuro es totalmente prevenible ya que la mayoría de los países industrializados han resuelto en gran medida sus problemas de contaminación. El resto del mundo necesita ayuda, pero la contaminación no está incluida en el actual proyecto de los ODS, añadió.
Los ODS representarán la nueva agenda de desarrollo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) una vez que en 2015 venzan los ODM. Se espera que los países, los organismos de asistencia y los donantes internacionales determinen los destinos de sus fondos de ayuda en función de estos objetivos, una vez que se anuncien en septiembre de 2015.
“A veces se llama a la contaminación el asesino invisible… su repercusión es difícil de rastrear porque las estadísticas sanitarias miden la enfermedad y no la contaminación”, explicó Fuller.
En consecuencia, a menudo la contaminación se representa erróneamente como un problema menor, cuando lo que realmente necesita son medidas serias y ahora, afirmó.
El análisis de GAHP abarca los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud y otros organismos para concluir que 7,4 millones de muertes se debieron a fuentes contaminantes del aire, el agua, el saneamiento y la higiene. Un millón de personas más murieron a raíz de los desechos tóxicos químicos e industriales que los pequeños y medianos productores de los países pobres descargan en el aire, el agua, el suelo y los alimentos.
La contaminación ambiental es el principal factor de enfermedad en estos países, por encima de las enfermedades infecciosas y el tabaquismo, aseguró Jack Caravanos, profesor de Salud Ambiental de la Universidad de la Ciudad de Nueva York y asesor técnico de Open Air/Blacksmith Institute.
Es muy difícil estimar las consecuencias que generan en la salud miles de sitios tóxicos contaminados con plomo, mercurio, cromo hexavalente y plaguicidas obsoletos, señaló Caravanos a IPS.
Pero es probable que el cálculo de un millón de muertes sea una subestimación ya que las investigaciones sobre el alcance del problema recién empiezan. “Recientemente descubrimos sitios llenos de pesticidas obsoletos en Europa oriental que contienen sustancias químicas muy tóxicas”, afirmó.
Estos productos químicos no se quedan en su lugar. La lluvia los arrastra a la tierra los y cursos de agua, y el viento sopla las partículas tóxicas a largas distancias, que en ocasiones recubren los cultivos y los alimentos, dijo Caravanos.
Un estudio que Open Air/Blacksmith Institute realizó en 2012 estimó que los residuos mineros, las fundiciones de plomo, los vertederos industriales y otros sitios tóxicos afectan la salud de 125 millones de personas en 49 países en desarrollo.

“Hemos identificado más de 200 lugares con contaminación en el aire, tierra o agua que ponen en riesgo a unos seis millones de personas”, según John Pwamang, de la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Ghana.
“Entre estos hay lugares con envenenamiento por plomo por el reciclaje de baterías de plomo-ácido de automóviles usadas, y zonas de desmantelamiento de basura electrónica, donde se queman cables al aire libre y el humo tóxico envenena vecindarios enteros”, explicó Pwamang en un comunicado.
Un creciente grupo de evidencias científicas revela vínculos entre el número en expansión de productos químicos tóxicos en nuestros cuerpos y una sorprendente variedad de enfermedades que incluyen al cáncer, enfermedades cardíacas, diabetes, obesidad, trastorno por déficit de atención con hiperactividad, autismo, Alzheimer y depresión, según asegura Julian Cribb.
Cribb es el autor del libro “Poisoned Planet: How constant exposure to man-made chemicals is putting your life at risk (El planeta envenado: cómo la constante exposición a los productos químicos fabricados por el hombre pone su vida en peligro)”.
“Hay por lo menos 143.000 sustancias químicas artificiales, además de un número igualmente enorme de productos químicos no intencionales que liberan la minería, la quema de combustibles fósiles y la eliminación de residuos”, precisó Cribb en una comunicación escrita a IPS.
“Cada año se liberan aproximadamente 1.000 productos químicos industriales nuevos, que según la ONU, en gran parte no fueron probados para la salud y seguridad de las personas y el medio ambiente”, agregó.
Miembros de la GAHP en todo el mundo exhortaron a la ONU que la contaminación tenga un lugar destacado en los ODS y redactaron un documento de posición y un proyecto de propuesta de texto de la alianza sobre los ODS.
 

Fístula obstétrica persigue a mujeres pakistaníes


Naz Bibi espera la intervención que la curará de la fístula obstétrica en el Hospital para Mujeres Koohi Goth, en Pakistán. Crédito: Zofeen Ebrahim/IPS.
Naz Bibi espera la intervención que la curará de la fístula obstétrica en el Hospital para Mujeres Koohi Goth, en Pakistán. Crédito: Zofeen Ebrahim/IPS.
KARACHI, Pakistán, jun 2014 (IPS) - El picapedrero Mohammad Lalu, de 50 años, procedente de la remota aldea de Dera Bugti, en la sudoccidental provincia de Balochistán, en Pakistán, busca desde hace 30 años un lugar donde poder curar a su esposa Naz Bibi, de la fístula obstétrica que padece.
Sentada derecha sobre una sábana plástica que cubre una cama de hospital, Bibi contó a IPS: “Estuvimos viajando dos días sin descanso para llegar aquí y gastamos 12.000 rupias (unos 120 dólares) solo en el autobús”.
Es una suma enorme para una familia con recursos extremadamente modestos en un país donde el ingreso promedio es inferior a 1.200 dólares al año. Pero para Lalu y su esposa vale la pena el gasto si Bibi puede curarse del terrible mal que la aqueja.
La fístula obstétrica es un problema casi inexistente en los países de altos y medianos ingresos, pero común en muchos lugares de África y Asia. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que casi tres millones de mujeres la padecen cada año en el mundo.
"El trabajo de parto obstruido es especialmente común entre las que paren por primera vez sin haber alcanzado la madurez”: Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA)-
No hay datos oficiales, pero los especialistas estiman que entre 4.000 y 5.000 mujeres sufren este problema en Pakistán.
La fístula aparece tras un trabajo de parto prolongado, cuando la cabeza del bebé presiona sobre el canal de parto y desgarra las paredes del recto y la vejiga, lo que genera incontinencia urinaria y fecal.
Los médicos explican que las jóvenes, cuyos cuerpos no alcanzaron la madurez suficiente para soportar el trabajo de parto, son más vulnerables, así como las que no están bien alimentadas o viven lejos de un centro de salud equipado para atenderlas.
Este problema de salud hace que las mujeres pierdan el control de esfínteres, lo que acarrea un enorme estigma por el permanente olor a materia fecal que emana de su cuerpo, que las margina de sus comunidades y familias y las obliga a sufrir en silencio.
Esto resulta especialmente traumático para las madres jóvenes que terminan pasando la mejor parte de sus vidas con poco o ningún contacto con el mundo exterior.
Lalu contó a IPS que los problemas de Bibi comenzaron poco después de parir a un bebé sin vida en la adolescencia, cuando estaba casada con su primer marido.
“Soy su segundo esposo”, indicó. “Sus padres la casaron conmigo después de que su primer marido la abandonó, pero no revelaron que sufría este problema espantoso”, apuntó.
A diferencia de muchos hombres, Lalu no le dio la espalda. En cambio, se esforzó por encontrarle el tratamiento necesario. No ha sido fácil, pues la fístula obstétrica solo se trata mediante una cirugía reconstructiva, cuyo costo es prohibitivo para miles de mujeres.
Koohi Goth es uno de los 12 centros creados en el marco del Proyecto Fístula, del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), que trata el problema de forma gratuita.
Después de ocho años, y con la colaboración del Foro Nacional de Pakistán para la Salud de las Mujeres (PNFWH, por sus siglas en inglés), se capacitaron 38 médicos para realizar la intervención quirúrgica. Es una cifra ínfima comparada con la dimensión de la crisis que atraviesa la salud materna en este país, se lamentan los expertos.
Totalmente evitable
Según la última encuesta de Demografía y Salud, 276 de cada 100.000 mujeres mueren durante el parto en este país de 183 millones de habitantes.
“Todas esas muertes son 100 por ciento evitables si podemos ofrecer atención de calidad y detener el matrimonio infantil”, remarcó Sajjad Ahmed, director del Proyecto Fístula, en entrevista con IPS.
Planteó que si se pudiera demorar la edad a la cual las mujeres se embarazan por primera vez, significaría un enorme avance para evitar problemas de salud como la fístula obstétrica.
Según el UNFPA, “tanto por razones fisiológicas somo sociales, las madres de entre 15 y 19 años tienen el doble de probabilidades que las veinteañeras de morir durante el parto. El trabajo de parto obstruido es especialmente común entre las que paren por primera vez sin haber alcanzado la madurez”.
Pero será muy difícil de cambiar esa mentalidad que no ve nada malo en el matrimonio infantil, en especial en las zonas rurales de Pakistán.

Shahbano, de 13 años y procedente de la aldea de Sanghar, en la sureña provincia de Sindh, ocupa la cama de al lado de la de Bibi. Según dijo a IPS, la casaron a los 11 años y sufrió la fístula obstétrica hace tres semanas tras su primer parto, que fue prolongado.
Por suerte, ella y su bebé sobrevivieron el calvario y espera que salga todo bien en la intervención quirúrgica para no sufrir incontinencia el resto de su vida.
“En nuestra cultura, cuando la niña menstrua por primera vez, sus padres están obligadas a casarla”, dijo a IPS el esposo de Shahbano, Abid Hussain.
Ni él ni su esposa adolescente sabían que en mayo la asamblea provincial de Sindh aprobó la Ley para Frenar el Matrimonio Infantil, que prohíbe el casamiento de menores de 18 años. La infracción a la norma se castiga con tres años de prisión o una multa de 450 dólares.
En 1929, la edad legal para contraer matrimonio eran los 14 años y, en 1965, se subió a 16.
Actualmente, Sindh es la única provincia en Pakistán que establece los 18 años como la edad mínima para casarse, lo que generó una fuerte oposición de organizaciones religiosas.
Maulana Muhammad Jan Sherani, presidente del Consejo de Ideología Islámica, que oficia de asesor parlamentario, opinó al respecto: “Alguna gente quiere agradar a la comunidad internacional yendo contra las prácticas y los preceptos islámicos”.
“Ese tipo de comentarios son obstáculos en nuestra lucha contra el matrimonio infantil y el embarazo precoz”, afirmó Ahmed.
Si pudiera darles un consejo a niñas como Shahbano les diría que eduquen a sus hijos, y en especial a sus hijas.
“Demorará una generación revertir esta situación, pero la educación automáticamente producirá un cambio cultural capaz de postergar los matrimonios. Es la única forma que veo de erradicar este problema”, subrayó.
Actualmente, este país tiene capacidad para atender solo 2.000 casos de fístula obstétrica, pero además los médicos terminan operando solo a entre 500 y 600 mujeres al año.
La baja cantidad de intervenciones, explicó Ahmed, es porque la gente no sabe que se puede tratar y no buscan ayuda. Muchas mujeres viven en zonas rurales sin televisión, ni radio, ni teléfonos celulares, lo que dificulta las posibilidades de generar conciencia sobre este problema.
Para atender esa dificultad, los hospitales crearon las “trabajadoras de la salud”, mujeres que recorren casa por casa en las zonas rurales ofreciendo información sobre derechos y salud sexual y reproductiva.
“Tenemos una enorme brigada de casi 100.000 trabajadoras de la salud”, detalló Ahmed. Solo cubren 60 por ciento del país, pero ofician de puente entre las poblaciones rurales y los  proveedores de salud en las ciudades.
Con este esfuerzo sostenido, quizá algún día en Pakistán, problemas como la fístula obstétrica solo serán un mal recuerdo lejano.

Un estudio vincula estar sentado demasiado tiempo con el riesgo de ciertos cánceres


Un estudio reciente sugiere que las personas que pasan la mayor parte del día sentadas (ya sea al volante, ante la tele o trabajando en una computadora) parecen tener un mayor riesgo de ciertos tipos de cánceres.
Estudios anteriores han vinculado pasar demasiado tiempo sentados con una variedad de problemas físicos, como la enfermedad cardiaca, coágulos sanguíneos, una cintura grande, unos niveles más altos de azúcar en sangre e insulina, un funcionamiento físico general malo, e incluso la muerte precoz.
Para el nuevo estudio, los investigadores se enfocaron en 43 estudios que observaron específicamente el vínculo entre estar sentado y casi 70,000 casos de cáncer.
Tras combinar los resultados de los estudios individuales, una herramienta estadística que revela tendencias en la investigación, hubo buenas y malas noticias.
La buena noticia es que ser sedentario no pareció estar vinculado con todos los tipos de cáncer. Los científicos no hallaron una relación entre estar sentado y los cánceres de mama, ovario, testículo ni próstata, ni con cánceres del estómago, el esófago y los riñones, ni con el linfoma no Hodgkin.
La mala noticia es que sí pareció haber una relación constante entre las horas que se pasaba sentado y un mayor riesgo de cáncer de colon y de endometrio.
Las personas que pasaban más tiempo sentadas durante el día experimentaban un aumento del 24 por ciento de contraer cáncer de colon, frente a las personas que menos horas pasaban en una silla, según el estudio.
Cuando los investigadores observaron solo el tiempo que se pasaba viendo televisión, el riesgo aumentaba incluso más. Los que pasaban la mayor cantidad de horas pegados a la tele tenían un aumento del 54 por ciento en el riesgo de cáncer de colon, en comparación con los que menos televisión veían.
Esto podría deberse a que los televidentes consumen refrigerios y bebidas no saludables mientras ven televisión, planteó la autora del estudio, Daniela Schmid, epidemióloga de la Universidad de Ratisbona, en Alemania.
Para el cáncer de endometrio (o uterino), los riesgos fueron incluso más elevados. Hubo un aumento del 32 por ciento en el riesgo para las mujeres que más tiempo pasaban sentadas en comparación con las que menos tiempo pasaban, y un aumento del 66 por ciento entre las que más televisión veían, apuntaron los autores del estudio.
Además, cada aumento de dos horas en el tiempo que se pasaba sentado se vinculaba con un aumento del 8 por ciento en el riesgo de cáncer de colon y un aumento del 10 por ciento en el riesgo de cáncer del endometrio.
Los riesgos se mantuvieron incluso entre los "sedentarios activos", que son las personas que pasan algo de tiempo en el gimnasio pero que aún así están sentadas la mayor parte del día. Esto sugiere que el ejercicio regular no puede compensar los riesgos de pasar demasiado tiempo sentado, señalaron los autores del estudio.
Los hallazgos, publicados el 16 de junio en la revista Journal of the National Cancer Institute, tienen sentido para el Dr. Graham Colditz. Colditz es profesor asociado de prevención y control del Centro Oncológico Siteman de la Universidad de Washington, en St. Louis.
"Los niveles altos de azúcar en sangre y de insulina son una vía clara al cáncer de colon, y sabemos a partir de estudios de intervención que caminar reduce la insulina, y ponerse de pie después de las comidas reduce el azúcar en sangre, en comparación con permanecer sentado", apuntó Colditz, quien no participó en la investigación.
En cuanto al cáncer de endometrio, "la obesidad es una causa fenomenalmente potente. De hecho, es el principal factor de riesgo modificable del cáncer de endometrio", señaló.
"Para mí, el escenario más probable es que estar sentado, el aumento de peso y la obesidad realmente se combinan para exacerbar el riesgo de cáncer de endometrio", añadió.
Dado que los estudios incluidos en la revisión solo observaron relaciones amplias, no pueden probar que estar sentado en sí provoque cáncer. Pero los hallazgos parecieron ser sorprendentemente constantes en todos los estudios, de forma que Colditz opina que se deben tomar en serio.
Los autores del estudio se mostraron de acuerdo.
"Reducir la cantidad de televisión que se ve y el tiempo sedentario es igual de importante que hacerse activo", aseguró Schmid. "A los que tienen trabajos que les obligan a estar sentados en un escritorio la mayor parte del día, les recomendamos dividir el tiempo que pasan sentados al incorporar pequeños periodos de actividad ligera en la rutina diaria", agregó.
Tomado de MedinePlus