miércoles, 9 de julio de 2014

REFLEXION PARA HOY


Hijo, no permitas que tus palabras se vuelvan contra Mí y sean violentas…
…si te preguntas: ¿En qué puedo hablar mal contra ti, Dios?
…te digo: que si de alguna manera expresas tu cansancio y te dices a ti y a otros:
“Por demás es servir a Dios”
¿Qué aprovecha que guardemos su ley, y que andemos afligidos en Su presencia?
…y si dices: “Bienaventurados son los soberbios, y los que hacen impiedad, no sólo son prosperados, sino que tentaron a Dios y escaparon…”
…si viene a ti este deseo deséchalo pronto y habla palabras de fe a ti mismo y a otros y aliéntate…
…porque yo escucharé entonces lo que hablas y tomaré nota en mi libro…
…serás para mí especial tesoro, en el día en que yo actúe; y te perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve…
…entonces mirarás y discernirás la diferencia entre el justo y el malo, entre el que Me sirve y el que no me sirve… Jesús
Confesión: Hoy declaro que no permitiré que me alcance el desánimo y deshonre a Dios al ver a los que aparentemente triunfan en su maldad… ruego al Señor evite que honre con mis palabras a los que a Él le deshonran… hablaré palabras de aliento y fe desde mi corazón cuando veo al malo aparentemente triunfar… el Señor que es fiel anotará entonces mis declaraciones en Su libro y derramará a su tiempo la bendición en mi vida… lo declaro en nombre de Jesús, Amén.
Referencia Bíblica: Malaquías 3
Publicar un comentario