lunes, 28 de julio de 2014

NOTICIAS PROFETICAS




Funcionarios gubernamentales en comunidades cerca de la desactivada central nuclear Sendai, situada en la prefectura japonesa de Kagoshima, han distribuido píldoras de yodo entre los residentes locales. 

Actualmente se están llevando a cabo los preparativos para la reactivación de la planta.

Según el plan ante desastres desarrollado por la prefectura, unas 4.700 personas de más de 3 años de edad que viven en un radio de 5 kilómetros de la central Sendai deberían ingerir las píldoras de yodo en caso de accidente nuclear. 


El yodo ayuda a impedir que la glándula tiroides absorba sustancias radioactivas.

El Gobierno de Kagoshima y el de la ciudad de Sendai distribuyeron el domingo estas píldoras a 2.661 personas.

Se ha dado permiso a los residentes para que tomen las píldoras después de consultar con el médico ya que el yodo puede tener efectos secundarios.

Esta es la primera vez que se distribuye yodo bajo las nuevas directivas diseñadas por la Autoridad de Regulación Nuclear de Japón. 
Publicar un comentario en la entrada