lunes, 23 de junio de 2014

PRINCIPIO PARA RECORDAR

Los cristianos que carecen de convicción tienen poco que comunicarles a los demás. Las personas no ven razón para sentir entusiasmo por Jesús si los cristianos no lo sienten. No obstante, cuando nos apasionamos por nuestra fe, esto les dice a los buscadores y escépticos que en verdad Cristo nos ha cautivado. Como el filósofo alemán George Hegel dijo: Absolutamente nada en grande en el mundo se ha logrado sin pasión.

Del libro Aventura Inesperada.


Publicar un comentario en la entrada