sábado, 21 de junio de 2014

Johann Sebastian Bach un cristiano para recordar

Desde el siglo XVI en el Sacro Imperio Germánico Romano y en toda Europa y América, nadie podía comprar, vender, y ni siquiera  mencionar versículos de la Biblia en privado ni en público, debido a la  contrarreforma , para destruir el movimiento religioso protestante iniciado por Lutero.
Los himnos evangélicos perfectos
 
La Biblia se colocó en el índice de los libros prohibidos hasta bien entrado el siglo XVIII. Bach desafiaba a los poderes político religiosos de todo elmundo al componer sus magistrales obras utilizando únicamente la Biblia, y desechando absolutamente toda la liturgia y tradición de las misas católicas, poniendo su vida en peligro constantemente, como su Maestro.










Tomado de :Protestante digital
Publicar un comentario en la entrada