sábado, 7 de junio de 2014

Cómo limpiar tus arterias con una simple fruta


Un nuevo estudio publicado en la revistaAtherosclerosis confirma que el extracto de granada puede prevenir y/o revertir la patología principal asociada con la mortalidad cardiaca: el engrosamiento progresivo de las arterias coronarias causado por la acumulación de materiales grasos conocida como aterosclerosis (1).
Los ratones con susceptibilidad genética a obstrucciones espontáneas de las arterias coronarias recibieron extracto de granada durante dos semanas, a partir de las tres semanas de edad. A pesar del hecho de que el tratamiento con granada aumentó los niveles de colesterol asociados con partículas de muy baja densidad, el tratamiento redujo tanto el tamaño de las placas ateroscleróticas en el seno aórtico, como también redujo la proporción arterias coronarias con placas ateroscleróticas oclusivas.
Los investigadores también encontraron que el tratamiento con extracto de granada resultó en los siguientes efectos beneficiosos :
- Reducción de los niveles de estrés oxidativo
- Reducción de la proteína quimiotáctica de monocitos -1, un mensajero químico asociado con procesos inflamatorios dentro de las arterias.
- Reducción de la acumulación de lípidos en el músculo cardíaco
- Reducción de la infiltración de macrófagos en el músculo cardíaco
- Reducción de los niveles de la proteína quimiotáctica de monocitos -1 y fibrosis en el miocardio
- Reducción agrandamiento cardíaco
- Reducción de alteraciones en el ECG
¿Cómo puede algo tan benigno y común como un extracto de fruta revertir tantos aspectos de la enfermedad coronaria, simultáneamente, como lo demuestra el estudio anterior? La respuesta puede estar en el hecho de que nuestros antepasados co- evolucionaron con ciertos alimentos (frutas en particular) por tanto tiempo, que la falta de cantidades adecuadas de estos alimentos puede resultar directamente en el deterioro de la función de los órganos. El dos veces ganador del premio Nobel Linus Pauling argumentó que la deficiencia de vitamina C es una causa fundamental de la enfermedad cardiovascular, debido a que nuestros ancestros primates homínidos tenían acceso todo el año a frutas, y como resultado perdieron la capacidad de sintetizarla.
Discusión
Este estudio se suma a la investigación clínica ya existente indicando que la granada puede ayudar a destapar tus arterias. Por ejemplo , en 2004 , la revista Clinical Nutrition publicó los resultados de un ensayo clínico de tres años en una población de Israel, encontrando que el consumo diario de zumo de granada revirtió la estenosis de la arteria carótida en hasta un 29 % en el plazo de 1 año. Sorprendentemente, los bloqueos en el grupo control aumentaron 9 %, indicando que los efectos de desbloqueo arterial de la granada eran incluso mayores de los que aparentó en un comienzo.(2)
El valor de la granada en la enfermedad cardiovascular es muy amplio, como lo demuestran las siguientes propiedades confirmadas experimentalmente:
granada
Anti-inflamatoria: Al igual que muchas enfermedades degenerativas crónicas , la inflamación juega un papel importante en la patogénesis de la enfermedad cardiovascular. Hay cinco estudio en GreenMedInfo.com indicando las propiedades anti-inflamatorias de la granada.(3)
Reduce la presión arterial: El jugo de granada tiene propiedades inhibidoras de la enzima convertidora de angiotensina naturales,(4) y es un potenciador de óxido nítrico , dos vías conocidas para reducir la presión arterial.(5) Por último, el extracto de granada es rico en punicalagina que se ha encontrado que reduce los efectos adversos del estrés en los segmentos arteriales expuestos a flujo alterado (6).
Antiinfecciosas: La acumulación de placa en las arterias a menudo implica infección viral y bacteriana secundaria, incluyendo la hepatitis C y la Chlamydia pneumoniae (7). La Granada cuenta con una amplia gama de propiedades anti- bacteriales y anti-virales.
Antioxidante: Una de las maneras en la que los lípidos en la sangre se convierten en promotores de enfermedades del corazón (aterogénica ) es a través de la oxidación . El LDL , por ejemplo , puede ser técnicamente “elevado” , pero inofensivo , siempre que no se oxide. Se ha encontrado que la granada reduce el estrés oxidativo en la sangre , medido por los niveles de paraoxonasa en suero. Un estudio en ratas encontró que esta disminución en el estrés oxidativo estaba asociado con la reducción del 44% en el tamaño de las lesiones ateroscleróticas.
Tomado de :Empodera Salud
Publicar un comentario