lunes, 12 de mayo de 2014

HERENCIA MALDITA


Por: Isabel Franco

Los seres humanos creación de Dios, desde el pecado de Adán y Eva heredamos la semilla del mal, aquella que engendró en Cain el crimen contra su hermano Abel.

Pero si analizamos con más profundidad el asunto nos damos cuenta que el pecado fue introducido a la tierra por Satanás la serpiente Antigua, belial, belzebu y otros tantos nombres que tiene el acusador de los cristianos, el cual a través de la mentira o media verdad que es lo mismo engañó a Eva.

Esto no es un cuento de Hadas, es la verdad simple y llana que la mentira es un mal tan grande, que es abominable a Jehová. La biblia llama a Satanas el padre de la mentira, porque el la introdujo al mundo. A partir de entonces ya saben ustedes del sufrimiento de la raza humana.

Pero lo que quiero destacar es la gran facilidad con que las personas mienten, en la mayoria de los casos sin ninguna causa, solo porque les gusta mentir: mienten al contestar los telefonos, mienten cuando se les pregunta algo, mienten a los hijos, en los trabajos,  a los esposos y esposas, en fin que esta herencia esta enraizada en las personas.
Es un espiritu demoniaco, que conduce a la muerte espiritual y tambien a la fisica.

Me sorprende leer y escuchar en los medios de comunicación cuando la policia atrapa a un delincuente que tiene un prontuario interminable de acciones delictivas, asesinatos, robos y cuantas cosas más, cuando los periodistas interrogan a los familiares estos alegan que el acusado nunca se mete en nada que es tranquilo, y todas las bondades inimaginables.

Esta desfachatez imperdonable lo que hace es desinformar a la ciudadanía y lo que es peor desacreditar aun mas al cuerpo del orden, que está puesto para defender al ciudadano y que se estan haciendo esfuerzos para mejorarlo.

! Cuanta falsedad, cuanta mentira! Sera que pensamos que no tendremos que rendir cuentas al tribunal supremo de Dios por nuestras acciones?
--
El Señor dice en su Palabra que los mentirosos no entrarán a su reino, es una afirmación categorica sin excepción. No hay mentiras blancas ni piadosas, mentir es una herencia maldita que debemos desarraigar de nuestra vida si queremos entrar al reino eterno de justicia, paz y gozo.


Sois de vuestro padre el diablo y queréis hacer los deseos de vuestro padre. El fue un homicida desde el principio, y no se ha mantenido en la verdad porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, habla de su propia naturaleza, porque es mentiroso y el padre de la mentira”.  Juan 8:44
Publicar un comentario