sábado, 22 de marzo de 2014

REFLEXION PARA HOY


“Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra
principados, contra potestades, contra los gobernadores de las
tinieblas de este mundo, contra huestes espirituales de maldad
en las regiones celestes” (Efesios 6:12).


“El ladrón [Satanás] no viene [a la tierra] sino para hurtar,
matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que
la tengan en abundancia” (Juan 10:10).


Las fuerzas espirituales del mal creen en Dios y son temerosas de Él, pero son todavía
malignas. Creer simplemente en Dios no es suficiente. Debes reconocerlo a Él como
Señor de tu vida. Debes aceptar el sacrificio de Jesucristo por tu pecado, arrepentirte,
pedir perdón, y convertirte en una nueva criatura en Cristo. !ARREPIENTETE Y ACEPTALE HOY!


Publicar un comentario