lunes, 9 de diciembre de 2013

REFLEXION DE FIN DE AÑO

Ya culmina el año 2013, un año más que nuestro Dios Todopoderoso nos permitió vivir, un año en que como cristianos podemos decir que lo pasamos de gloria en gloria y de victoria en victoria. De cuantas aflicciones nos liberó el Señor en este 2013, en mi caso particular, puedo decir a plena voz GRACIAS SEÑOR, GRACIAS PADRE, porque durante un accidente que tuve este año, el primero y el último, salvaste mi vida y la del que me chocó milagrosamente, Gracias por las bodas de mis hijos, Gracias porque me has dejado permanecer en mi empleo, gracias porque en cada proceso, en cada desierto tu mano poderosa ha estado conmigo, Gracias porque no nos ha faltado ni la harina, ni el vino ni el aceite, Gracias porque podemos crecer cada día, conscientes que contigo lo tenemos todo, que Tú ¡oh Dios! Eres suficiente para nosotros. Gracias porque esperamos confiados el cumplimiento de tus promesas, gracias por los tiempos de refrigerio y de paz, gracias porque este año lo finalizamos en victoria, seguros y confiados en que el año 2014 será mejor, que conforme a lo que Tú nos has dicho: NOS IRA BIEN. DILE AL JUSTO QUE LE IRA BIEN. Óyelo bien amigo al justo, justificado por la fe en Cristo Jesús le irá bien. Josué Capitulo 1: 5 “Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré ni te desampararé. 6. Esfuérzate y se valiente; 7: Solamente esfuérzate y se muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó: no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas”. De manera pues que no nos atribulemos porque los tiempos son malos, porque para nosotros las cosas son diferentes si obedecemos sus mandatos. Aunque el nacimiento de nuestro SALVADOR no fue en Diciembre de todas maneras celebremos su nacimiento en amor, en unidad, misericordia y paz, compartiendo con aquellos que tienen necesidad, llevando consuelo a los que necesitan, llevando el evangelio de salvación. Aprovecho para agradecer de todo corazón a todos los que siguen mi blog, orando al Altísimo por todos ustedes, para que puedan amar al SEÑOR cada día más y estar contentos y gozosos siempre. ¡FELIZ NAVIDAD! Y ¡FELIZ AÑO 2014.
Publicar un comentario