viernes, 18 de octubre de 2013

REFLEXION PARA HOY

Ten por cierto que no te dejaré Hijo, ten por cierto que no te dejaré. Siempre ten paciencia y no desesperes cuando enfrentas diversas dificultades. Tú tienes Mi Espíritu. Vivir las leyes de Mi reino es como volver a nacer a un mundo nuevo pasando primero por los dolores de parto. Permite que Mi Palabra continúe transformando tu mente en medio de tu oración desde lo más profundo de tu ser. Es allí que verás cosas nuevas y maravillosas que cambiarán por siempre tu vida y forma de pensar. El poder de Mi Espíritu te honrará por tu obediencia y serás Mi instrumento en medio de una generación que se ha desviado de mis leyes. Te llamaré siervo fiel, Jesús. CONFESIÓN: Declaro en alta voz que camino en la paciencia de Cristo. No volveré atrás por las pruebas como si algo extraño me sucediese. Declaro que el señor Jesús tiene todo el control en mi vida y al Padre no se le escapa ningún detalle. Alabaré y levantaré mis manos en adoración al que me ha creado. Desde lo profundo de mi ser fluirán ríos de agua de vida. Lo declaro en nombre de Jesús, Amén. Referencia Bíblica: Génesis 28:15; Hebreos 13:5; Job 5:19; Juan 3:3-5; Jeremías 33:3; Filipenses 2:15; Hechos 14:22, 5:32 Fuente: Palabra del Cielo.
Publicar un comentario