jueves, 21 de febrero de 2013

REFLEXION PARA HOY

Hijo,(a)


¿Puedo pedirte algo y hablarte con amor?
¿Has recibido Mi Espíritu y eres capaz de tener compasión y ternura?

…Entonces dame esta alegría: pónte de acuerdo y esta unido con tus hermanos en el amor, con una misma alma y un mismo proyecto…

…No hagas nada por rivalidad o vanagloria… ten la humildad de reconocer que es posible que los otros sean mejor que tu mismo…

…No busques siempre tus propios intereses, sino más bien preocúpate también por los demás…

…Ten la misma disposición que Yo he tenido al ir al mundo…

…que siendo de condición divina, no me apegé a Mi igualdad con Dios, sino que Me reduje a nada, tomando la condición de servidor, Me hice semejante a los hombres. Y encontrándome en la condición humana, Me rebajé a Mí mismo haciéndome obediente hasta la muerte, y muerte en una cruz…

…Por eso el Padre Me engrandeció y Me dio el Nombre que está sobre todo nombre, para que al sonido de Mi Nombre se doble toda rodilla en los cielos, en la tierra y entre los muertos, y toda lengua proclame que Yo Soy el Señor, para gloria de Dios Padre…

Jesús.

Referencia Biblica!

Flp 2:1 Por tanto, si hay alguna consolación en Cristo, si algún consuelo de amor, si alguna comunión del Espíritu, si algún afecto entrañable, si alguna misericordia,

Flp 2:2 completad mi gozo, sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa.

Flp 2:3 Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo;

Flp 2:4 no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros.

Flp 2:5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,

Flp 2:6 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,

Flp 2:7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres;

Flp 2:8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

Flp 2:9 Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre,

Flp 2:10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;

Flp 2:11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

Fuente:Palabras del Cielo
Publicar un comentario