martes, 11 de diciembre de 2012

REFLEXION PARA HOY

Pe 1:3 Todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia;


2Pe 1:4 por medio de estas cosas nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas lleguéis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de las pasiones.

2Pe 1:5 Por esto mismo, poned toda diligencia en añadir a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento;

2Pe 1:6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad;

2Pe 1:7 a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor.

2Pe 1:8 Si tenéis estas cosas y abundan en vosotros, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.

Publicar un comentario