jueves, 15 de noviembre de 2012

El presidente de Uruguay, José Mujica, le abrió las puertas de su casa a BBC Mundo.


Vive con su esposa en una chacra cerca de Montevideo, en el mismo lugar en el que residía antes de ser elegido presidente.

"Sigo siendo como era", comenta.

Su imagen no encaja necesariamente con la de un jefe de Estado del siglo XXI.

En su tiempo libre se dedica a cultivar flores y hortalizas, con frecuencia acompañado por una perra coja, Manuela.

Su estilo de vida austero no ha pasado desapercibido en la prensa internacional y las redes sociales, donde lo han llamado el "presidente más pobre del mundo".

Publicar un comentario