miércoles, 10 de octubre de 2012

Premian hallazgos en células madre

ESTOCOLMO.- El experimento de John B. Gurdon implicaba la extracción de núcleos de células para introducirlas en otras y dejaba en el aire la pregunta de si sería posible convertir una célula adulta intacta en una célula madre pluripotente.

Cuarenta años después, Shinya Yamanaka (Osaka, 1962), formado en Japón y en Estados Unidos, fue capaz de resolver ese interrogante a partir de células madre embrionarias. Primero buscó los genes que las mantenían en estado inmaduro, y, tras identificarlos, probó si algunos podían reprogramar las células adultas en iPS.

Combinación

Yamanaka y su equipo de la Universidad de Tokio encontraron finalmente en 2006 una combinación que funcionaba: tras introducir cuatro genes juntos, podían reprogramar fibroblastos, células residentes del tejido conectivo que sintetizan fibras y mantienen la matriz extracelular del tejido de muchos animales en iPS.

Resultados

Las células resultantes podían convertirse en células nerviosas o intestinales, demostró Yamanaka, quien este año fue finalista del Premio Príncipe de Asturias de Investigación, galardón que recayó en el biólogo británico Greg Winter y el patólogo estadounidense Richard Lerner.

John B. Gurdon se mostró “inmensamente honrado” por lo que calificó como “un espectacular reconocimiento”. El biólogo, pionero en el campo de las células madre y la clonación, se confesó “encantado” de recibir este premio junto a Yamanaka, cuyo trabajo ha conseguido aplicar sus descubrimientos a la realidad de los beneficios terapéuticos.

“Es particularmente agradable ver cómo simples investigaciones, que buscaban originalmente probar la identidad genética de diferentes tipos de células madre en el cuerpo, se han convertido en en una clara posibilidad para la salud humana”, señaló Gurdon.

El premio Nobel británico, profesor del Departamento de Zoología de la Universidad de Cambridge, también mostró su agradecimiento a los compañeros que han trabajado con él en algún momento “a lo largo de este último medio siglo”.

Beneplácito

Por su parte, el presidente de la Royal Society, Paul Nurse, dijo estar “encantado” con la noticia de que el Premio Nobel de Medicina de este año haya recaído en Gurdon y Yamanaka.

Otras declaraciones del presidente de la Royal Society, Paul Nurse.

Cambio

“El trabajo de John Gurdon ha cambiado la manera en la que entendemos cómo las células madre del cuerpo se especializan, abriendo el camino a un importante desarrollo en el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades”, comenta.

Reconocimiento

El profesor Ian Wilmut, investigador de la Universidad de Edimburgo, jefe del equipo que clonó a la oveja “Dolly”, felicitó a los premiados y señaló que el galardón “reconoce la importancia y la innovación de su trabajo en la reprogramación celular y su importancia para la medicina regenerativa”.

Publicar un comentario