viernes, 1 de junio de 2012

Las patologías anales, entre el estigma social y el mito de una cirugía dolorosa

20MINUTOS.ES

•El 70% de la población sufre alguna patología anal a lo largo de su vida.

•No se consulta al especialista hasta que la afección está muy avanzada.

•El estreñimiento es la causa principal del aumento en los últimos años de hemorroides, dermatosis, fístulas y fisuras anales.

Hay zonas del cuerpo que aún resultan más innombrables que otras. Ocurre con el ano, y ello deriva en cierto estigma social para quienes sufren algún tipo de patología en esta parte del cuerpo, que somos casi todos. Porque el 70% de la población sufre alguna patología anorectal a lo largo de su vida, un tipo de enfermedades que ha ido en aumento en los últimos años, según se ha visto en la II Jornada d’Atenció Compartida en Cirugía General.

El doctor Javier Foncillas, director médico del Servicio de Cirugía General y Digestiva del Hospital Universitari Sagrat Cor de Barcelona, explica que gran parte de los pacientes con enfermedades anorectales retrasan mucho su visita al especialista y no acuden "hasta que su afección se encuentra en una fase muy avanzada".

Pueden darse en todas las edades, pero la población adulta está más expuesta

A su juicio, "el estigma social asociado y concepto erróneo de que es una cirugía muy dolorosa hace que los pacientes no acudan a consulta hasta que la patología está muy avanzada en sus diferentes manifestaciones". Una detección temprana de la enfermedad y una colaboración estrecha entre los centros de asistencia primaria y las unidades de cirugía hospitalaria mejorarían el tratamiento de estos pacientes.

Los Cambios de alimentación y al estreñimiento son los factores más importantes en la formación de hemorroides, dermatitis, fístulas y fisuras anales. En el origen está el cambio en la dieta de la mayoría de los países occidentales. Esto ha provocado menor consumo de fibra en la alimentación diaria. El estreñimiento crónico y las alteraciones digestivas asociadas provocan un deterioro de la mucosa anal y la aparición de distintas afecciones anorectales.

Aunque se trata de patologías que pueden darse en casi todas las edades, la población adulta está más expuesta a padecerlas debido al debilitamiento del aparato esfinteriano. También las mujeres embarazadas tienen mayor riesgo; debido a la congestión pélvica pueden padecer hemorroides de forma más frecuente hasta el mismo momento del parto.

Las temidas hemorroides

Más de la mitad de la población sufre hemorroides en algún momento de su vida; es de hecho la patología más frecuente de todas las anorectales. Se trata de una inflamación de las venas del recto y del ano.
Las embarazadas tienen mayor riesgo por la congestión pélvica

Según el doctor Javier Foncillas, "la mayoría sufre ardor en el recto, comezón, humedad anal constante, dolor, sangrado al evacuar, manchado de la ropa interior, y sensación de salida de alguna protuberancia por el ano".

Ante el menor síntoma "el paciente debe mantener una buena higiene local" y además, "debe corregir el estreñimiento con una alimentación equilibrada y rica en fibra". Si aún persiste, "se debe recurrir al médico de asistencia primaria que es el que valorará la gravedad de los síntomas y en su caso lo derivará al cirujano. En la actualidad las diferentes técnicas quirúrgicas tienen resultados muy satisfactorios en todos los casos".

Publicar un comentario