viernes, 23 de marzo de 2012

Manifiesto de la doctora Ana Inés Castro candidata independiente a la presidencia de la república en elecciones 2012


Nosotros, ciudadanos y ciudadanas dominicanos y dominicanas, respetuosos y respetuosas de nuestras leyes, nos constituimos en una organización política Accidental de acuerdo al capítulo 76 y 77 de nuestra ley Electoral, la cual nos autoriza a presentar al electorado Dominicano una candidatura presidencial independiente.

El pasado miércoles 21 de marzo del presente año, constituidos en una comisión bajo la dirección del Lic. Juan María Castillo nos apersonamos a la Junta Central Electoral con la finalidad de depositar la documentación correspondiente para inscribir la candidatura presidencial independiente de la Dra. Ana Inés Polanco Gonzalvo, negándose el secretario a recibir los documentos.

Este insólito caso nos hace pensar que nuestra sociedad tiene que ser examinada y con ella también a sus servidores que desde una simple función de Secretarios se apartan de nuestras leyes sustantivas, irrespetan nuestra constitución, alteran el orden establecido en las leyes, discriminan a su antojo, posiblemente por su nuestra condición de mujer.

Cada uno de nosotros sentimos tener con nuestra sociedad una responsabilidad y un aporte que hacer, en este caso, presentar al electorado dominicano una alternativa diferente, una mujer como la Dra. Ana Inés Polanco Gonzalvo, con vocación y convicción de servicio, de honestidad sobrada, de formación religiosa y con las herramientas necesarias para llevar a este país hacia la construcción de una sociedad más justa y equitativa. Este anhelo truncado por un funcionario violador de nuestras leyes quita la oportunidad al electorado de una opción diferente, llena de honestidad y responsabilidad, además con su participación hará mejor nuestra democracia y dará fortalecimiento a la mujer dominicana.

Hacemos un llamado a todas las instituciones democráticas de nuestro país a unirnos en una mayor participación, a fortalecer nuestras demandas y trabajar por el respecto a nuestras leyes y a una mayor vigilancia social.

Negarnos el derecho de participar en el presente certamen electoral nos dice que en pleno siglo XXI las raíces patriarcales de esta sociedad irrespeta y viola las leyes cuando se trata de una mujer, a los fines de impedir su ejercicio participativo en el quehacer político.
En nuestra Ley Electoral los Capítulos 76 y 77 facultan a organizaciones políticas accidentales a presentar candidaturas independientes que surgen para cada proceso electoral.

Departamento de prensa
23 de marzo de 2012
Publicar un comentario