viernes, 30 de marzo de 2012

Aspirina aleja el cáncer


Tres artículos publicados en 'The Lancet' revisan la utilidad de la aspirina para prevenir el cáncer. Vea más en esta edición.


fotos: vanguardia-archivo
retweet..Al ácido acetilsalicílico, una sustancia extraída de la corteza del sauce, que lleva 120 años de vida comercial bajo el nombre de aspirina, se le han reconocido desde el principio dos grandes bondades: controlar el dolor y la fiebre.

Pero eso no lo ha cerrado a la búsqueda de nuevos usos. Otro de los más conocidos es su capacidad para aligerar el flujo sanguíneo. Y ahora hay evidencia de que puede ser un protector eficaz contra el cáncer.

Las últimas noticias sobre esta bondad fueron publicadas en la revista médica británica The Lancet, que en su último número incluye tres artículos al respecto: uno que recoge datos de 51 estudios, y otros dos que tratan sobre su efecto en los cánceres metastásicos (los que se extienden a otros órganos). Y en los tres se admite un efecto protector contra esta enfermedad.

Pero este anuncio señala más hacia una posibilidad futura que a un hecho incontestable, advierten Andrew Chan y Nancy Cook, de la Universidad de Harvard, en un comentario que también publica The Lancet.

Los expertos admiten que los datos apuntan a una reducción de 35 por ciento en la mortalidad por cáncer colonrectal, después de observar una ingesta diaria del medicamento durante ocho a 10 años. También apuntan a una disminución de 24 por ciento en la incidencia de este tipo de tumor.

Se trata de datos obtenidos de estudios que se han efectuado para medir el efecto cardioprotector de la aspirina (es decir, se observaron de manera indirecta, ya que eso no era lo que buscaba).

El efecto de la aspirina como protector contra el cáncer no parece que dependa de la dosis (lo que sugiere que el medicamento puede funcionar a dosis muy bajas).

Los datos también apuntan a que hay un efecto protector contra las metástasis (la extensión del cáncer hacia otros órganos).

Hasta aquí los datos positivos. Los datos en contra se refieren a dos grandes estudios realizados en Estados Unidos: el Women’s Health Study, que buscaba medir el efecto de tomar una dosis diaria de 100 miligramos de acetilsalicílico durante 10 años en cerca de 40 mil mujeres, y el Physicians’ Health Study, que investigó a más de 22 mil hombres que tomaron 325 miligramos del fármaco en días alternos durante cinco años.

Después de 10 años de seguimiento a ambos grupos, no se vio un efecto significativo en la disminución del cáncer colonrectal, ni en la disminución del cáncer en general, como tampoco una disminución en la mortalidad.

Por eso los revisores de los trabajos dicen que todavía no se puede recomendar abiertamente el uso regular de Aspirina para prevenir el cáncer.

“Pero mientras esperamos nuevos datos, la información sobre la aspirina nos ha llevado un paso más cerca a reconocer su efecto protector contra el cáncer, lo que quiere decir que de ahora en adelante el ácido acetilsalicílico debería incluirse en todos los estudios que se hagan sobre esta materia en el futuro, para tener resultados más concluyentes.

Aún no se ha encontrado en la aspirina una cura para el cáncer ni para el resfriado común, pero la ciencia médica parece haber descubierto una pieza muy importante de otro rompecabezas humano: la razón de por qué el pelo se pone blanco.

Para terminar esta edición, permítanos compartir con usted las noticias sobre este nuevo avance de la Medicina…

Biología de las canas

La explicación sobre por qué el pelo se vuelve canoso, fue publicada recientemente por un equipo de investigadores europeos.

Durante muchos años, los científicos habían sospechado que el cabello se vuelve gris con el tiempo debido a que algún tipo de ‘toxina natural’ interfería con la capacidad de la melanina de mantener sin cambio el color del cabello a lo largo de los años (melanina es la sustancia que da color al cabello, los ojos y la piel).

Pero un equipo de científicos, dirigido por la doctora Karin Schallereuter de la Universidad de Bradford en Gran Bretaña, encontró que el principal culpable de las canas es un exceso de peróxido de hidrógeno, producido de manera natural en el cuero cabelludo (peróxido de hidrógeno es lo que llamamos ‘agua oxigenada’, un poderoso blanqueador).

Las células de cabello en personas de todas las edades producen siempre un poco de peróxido de hidrógeno. Sin embargo, en los jóvenes, el peróxicdo se descompone rápidamente en sus elementos inofensivos hidrógeno y oxígeno, por acción de la enzima catalasa, presente en las células ciliadas.

Sin embargo, a medida que envejecemos, las células ciliadas producen menos catalasa, lo cual provoca que se descomponga menos peróxido de hidrógeno.

Reflexión sobre la muerte

El envejecimiento es nuestro enemigo, la muerte es nuestra aliada.

La muerte es buena. La muerte pone fin a los viejos y a lo viejo para dar paso a nuevas personas y nuevas ideas.

La muerte se asegura de que no haya demasiados de nosotros en el planeta.

Los esfuerzos para retrasar la muerte de un enfermo terminal están equivocados y son poco éticos.

La muerte es buena cuando decide que está lista para cada uno de nosotros.

El hecho de aceptar la muerte como algo natural, bueno y necesario, no significa que tengamos que decir lo mismo sobre el envejecimiento.

Podemos aceptar la muerte pero si estamos saludables no debemos renunciar a tratar de vivir más tiempo.

La muerte es buena, pero también lo es una vida larga.
Publicar un comentario