viernes, 24 de febrero de 2012

Rumor sobre víbora inquieta en Santiváñez


Pobladores del municipio de Santiváñez han reportado ayer la aparición de una enorme serpiente en varias comunidades aledañas al pueblo con características similares a la de una anaconda. Ésta habría escapado de un criadero ubicado en una localidad distante a unos 10 kilómetros de la zona urbana.

Según la concejala de Santiváñez, Rosemary Marcos, “evidentemente existe el comentario en todo el pueblo de que el animal (víbora) se ha escapado”.

Subrayó que la insólita noticia ha generado susceptibilidad, sobre todo entre los niños, por los rumores de que habrían sido devorados algunos animales como ovejas y chivos.

La concejala agregó que “el Concejo no ha conocido oficialmente y todavía no se ha pronunciado sobre este punto. Pero sí vamos a tomar contacto con el propietario para ver si el animal representa un riesgo para la sociedad civil de Santiváñez”, dijo.

Versiones

Una de las versiones da cuenta de que se trata de una serpiente de al menos dos metros de largo, que durante mucho tiempo formó parte del espectáculo de un vendedor de medicamentos naturales y que en un descuido se escapó, para refugiarse en las comunidades con ríos.

Otros pobladores de comunidades como Cóndor Mayu sostuvieron que se trata de una serpiente negra de al menos 10 metros de largo, que al desplazarse provoca un ruido y que en las últimas semanas se alimentó de una oveja y un chivo.

Temor

Esta versión ha generado temor entre los pobladores que aseguran haber visto a la víbora o conocido de su voraz apetito. De acuerdo con este mismo relato el cuidador habría traído dos serpientes (hembra y macho), para exponerlas junto con sus recetas de salud, pero hace un par de semanas se le escapó una.

La víbora propia de ríos tropicales habría sido llevada a Santivañez por unos ciudadanos brasileños que finalmente la dejaron con el naturista, quien a la vez se dedica al transporte y es conocido como “don Jaime”.
Publicar un comentario