miércoles, 1 de febrero de 2012

ALIMENTOS PARA SENTIRSE FELICES

Algunos alimentos afectan de modo positivo la producción de sustancias cerebrales que predisponen a un determinado estado de ánimo.
“La comida produce un efecto placentero al ser consumida. Los alimentos dulces producen inmediatamente tras ser ingeridos una sensación plena y agradable”, comenta la nutricionista española Leire Comas. La sustancia de la felicidad se llama triptófano.

Algunos de los productos que lo contienen y que pueden beneficiar tanto el organismo como el espíritu pueden ser:

Plátano: contiene dopamina, la hormona del placer.

Café: la cafeína estimula de modo positivo el sistema nervioso.

Leche: el calcio favorece al buen ánimo. También contiene triptófanos que predisponen a las sensaciones placenteras.

Azúcar: consumida en porciones prudentes favorece la producción de serotonina, responsable de la sensación de bienestar.

Almendras: provocan un efecto relajante y su contenido en triptófano aumenta la producción de serotonina.

Naranjas: una dosis pequeña de vitamina C al día disminuye el nerviosismo, la ansiedad y el mal humor.


Nueces: contienen selenio, mineral que aumenta la energía y disminuye la ansiedad.

Espinacas: su elevado índice de ácido fólico ayuda a combatir la depresión y la irritación.

Pavo: es rico en tirosina, un aminoácido que aumenta la concentración de la dopamina y adrenalina, sustancias que hacen elevar la motivación. Su consumo ayuda a reponer energías.

Chocolate: muchos expertos creen que como otros alimentos dulces, el chocolate tiene efectos calmantes. Otros investigadores aseguran que estimula el sistema nervioso. Muchas mujeres lo consumen durante su período pre menstrual para relajarse y sentir placer.

Semillas de lino: contienen triptófano, omega 3 y ácidos grasos. Solamente bastan con cinco semillas por día para sentirse mejor de ánimo.

Según un estudio realizado por científicos de la Universidad de Gales, los encuestados que consumieron 100 microgramos de selenio al día (dos nueces) durante cinco semanas manifestaron sentirse más contentos, llenos de energía y con menos ansiedad. 17 fueron los varones interrogados y 33 las mujeres sondeadas.
Publicar un comentario