jueves, 3 de noviembre de 2011

REFLEXION PARA HOY

(2 Juan 1:9-11) Todo el que se extravía y no permanece en la doctrina de Cristo no tiene a Dios. El que permanece en la doctrina, éste tiene al Padre y también al Hijo. Si alguien va a vosotros y no lleva esta doctrina, no le recibáis en casa, ni le digáis: “¡Bienvenido!” Porque el que le da la bienvenida participa de sus malas obras.

Amados esta advertencia debe estar bien presente en nuestras mentes, porque estamos viviendo la epoca en que la apostasia arropa con furia una gran cantidad de iglesias, ustedes saben como se permiten cosas en algunas que contradicen claramente la Palabra de Dios. La doctrina pura de nuestro SENOR JESUS no puede ser alterada, ni cambiada pero los falsos maestros enganadores de estos tiempos, usan artimanas para enganar a los que no estan firmes en la roca que es Cristo.

Hermanos la Biblia es la lampara que alumbra nuestro caminar, su estudio y meditacion debe ser constante, es un mandato divino y la unica manera de no ser enganados.

Sean todos bendecidos.
Publicar un comentario