viernes, 19 de agosto de 2011

Un niño de 11 años acusó a su madre de obligarlo a "trabajo forzado"

Aquisgrán, Alemania

Si creíamos que ya lo habíamos visto todo con los niños, este caso nos hará reconsiderar.

Molesto porque su madre le pidió que ayudara en las labores del hogar, un niño alemán de 11 años llamó a la policía para denunciar que estaba siendo sometido a "trabajos forzados".

El niño vive en Aquisgrán (oeste de Alemania), donde los medios publicaron la insólita, y preocupante, noticia.

La policía informó que el menor marcó el número de emergencias y habló con un agente a través de la línea 110.

“Tengo que trabajar todo el día. No tengo tiempo libre”, le dijo el niño al policía.

El policía le preguntó al niño si sabía lo que era el trabajo forzado, y éste le contestó que sí.

Entonces, el agente le pidió que le describiera los trabajos forzados que era obligado a realizar, según reveló después la transcripción de la conversación telefónica.

El pequeño respondió que debía limpiar la casa y la terraza.

Entonces el agente pidió hablar con su madre, quien estaba escuchando la conversación.

La mujer contó que su hijo no paró de amenazar con que iba a llamar a la policía porque estaba de vacaciones escolares y debía ayudar en las labores domésticas.

La madre dijo que la llamada fue hecha después que pidió a su hijo que recogiera unos papeles del suelo.

“Se pasa el día jugando y cuando se le pide que recoja lo que ha desordenado, dice que es trabajo forzado”, explicó la mujer.

Fuente: El Herald.hm

Publicar un comentario