lunes, 29 de agosto de 2011

PASANDO LA PELOTA!

Después de la ascención de Cristo Jesús a los cielos, muchos temas preocuparon sus discípulos, tales como: Vivir una vida "Cristocéntrica". Eso es una vida centrada dentro de las enseñ anzas y ejemplos de Jesús , sin su presencia fisica en el mundo.

Sabemos que el apóstolo Pablo luchó mucho por la pureza de la doctrina cristiana dentro de la Iglesia en el primero siglo .

La Iglesia crecía en número y los apóstoles no tenían mucha dirección en cuanto a la administración eclesiástica definida. Podemos ver tambien esa dificultad en la administración social de la Iglesia en el primero siglo. Hechos capítulo seis nos muestra que la acción social exigía mucho de los líderes de la Iglesia y los apóstoles tuvieron que hacer una reunión para saber como manejar ese asunto. En fin muchas cosas eran de preocupación para los líderes de la iglesia cristiana en los primeros siglos.

Ahora, había algo que no solamente preocupaba a los apóstoles sino tambien a toda comunidad Cristiana es: Cuándo se daría el rapto de la Iglesia? En otras palabras: Cuándo regresaría su Maestro?

En Hechos capítulo uno verso once, cuando Jesús fué llevado al cielo a los ojos de sus discípulos y los angeles con apariencia de hombres les hablaron: "Galileos, que hacen aquí mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido llevado de entre ustedes al cielo, vendrá otra vez de la misma manera que lo han visto irse".


El asunto se tornó tan apremiante que el apóstol Pablo en uno de sus escritos alerta a los hermanos para que tengan sabiduría. Muchos ya no querían trabajar y tampoco cuidar de sus negocios diarios creyendo que Cristo estaba por venir al otro día.

Hoy, vivimos esa historia de un modo diferente. Casi ningún pastor se dedica a ese ministerio, a alertar siempre a su Iglesia sobre la segunda venida del Maestro. Estamos tan metidos en otros asuntos que parecen ser mas urgente que el asunto del rapto de la Iglesia. Otros hasta no quieren que se predique ese asunto en sus pulpitos porque dicen que transmiten miedo a su pueblo y otros no quieren meterse en los textos que nos explican sobre eso: San Mateo 24 - Los últimos capítulos de I de Corintios, los últimos de I Tesalonicenses y principalmente Apocalipsis. Es más fácil predicarnos de que somos un campeón o sobre la teología de la prosperidad. Nada contra esos temas pero el primero es de suma importancia.

Siempre que como pastor visito a mis ovejas y de una manera o otra toco ese asunto ellas me dicen: Pastor, debe hablar más sobre ese asunto en la Iglesia. Parece que siempre he tenido en falla en cuanto a ese punto. Más dicen: Nos trae un poco de temor ese asunto Pastor, pero es necesario que se haga más conocido.

En verdad trae temor. Cuando leemos Hechos 24.24-25 miramos que hasta el Gobernador Félix ante la exposición de ese asunto por el apóstol Pablo se pone con miedo. Así nos dice el texto: "Algunos días después llego Félix con su esposa Drusila, que era judía. Mandó a llamar a Pablo y lo escuchó hablar acerca de la fé en Cristo Jesús. Al disertar Pablo sobre la justicia, el dominio propio y el juicio venidero, "FELIX TUVO MIEDO" y le dijo: "Basta por ahora! puedes retirarte. Cuando sea oportuno te mandaré a llamar otra vez".

En verdad ese asunto siempre es un asunto del día, recordado a los cristianos a través de los medios de comunicación: Televisión, Radio, periódicos, revistas, internet, etc. siempre que sucede un desastre, una catástrofe, cosa que está tornándose tan normal en nuestros días , relacionamos el asunto con el advenimiento del Mesias. Queremos olvidar pero siempre una otra catástrofe o noticia nos hace pensar en el mismo asunto. El Maestro no quiere que sea asi, el quiere que seamos tan prudentes como las virgenes de las Escrituras.

Muchas de las actitudes tomadas por líderes de las naciones en el mundo u otros líderes nos muestran claramente que el Senor anda un poco enojado con esta tierra y que su venida es apremiante. Líderes que hablan de Dios pero no le conocen ni tampoco lo temen y toman actitudes totalmente contraria a su voluntad. Mismo en nuestra nacion americana eso se repite cada día. Acciones del gobierno en Washington, del Congreso y hasta de la Suprema Corte van de encuentro a los preceptos bíblicos; eso en un país que tiene fundamentos cristianos.

Este fin de semana estaba leyendo en las noticias de Brasil que nuestro presidente Lula convocó a una reunión por decreto a homosexuales y lesbianas para juntamente con ellos evocar el derecho de sus valores morales y sociales junto a la sociedad brasilena.

Dios ama al pecador pero abomina sus acciones pecaminosas. Tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo, las acciones homosexuales son totalmente condenadas por Dios.

En verdad las cosas condenables y tristes que suceden no son buenas por que nos atacan en todas las áreas; pero el consuelo está en que las Escrituras tendrán que cumplirse y nosotros los hombres damos velocidad al cumplimiento de ellas.


Infelizmente, estamos en camino a una catástrofe general, finalmente eso es lo que nos anticipa el apocalípsis. El final será triste pero cuando leemos las entrelíneas nos alegramos en ver que ya hay una victoria anticipada. La victoria del Gran Rey. La historia escatológica bíblíca nos muestra que El saldrá como el supremo vencedor. El lago de fuego está preparado para el diablo y sus ángeles y para todo aquel que deliberadamente resolvió contrariar los planes de Dios en su propia vida, buscando su propia condenación.

Los líderes mundiales hoy tienen sed por el poder y hasta llegan a decir barbaridades en cuanto a eso. Me recuerdo de un líder político en Brasil llamado Ulisses Guimaraes que decia: "Yo siento orgasmo por el poder" . En verdad el poder pertenece a Dios. Asi nos dicen las Escrituras.

Estamos viviendo un tiempo de muerte de liderazgo en el mundo. En Estos días estaba yo pensando en la situación mundial y diciéndome a mi mismo: Llegará un día en que los lideres humanos ya no tendrán más el control adminstrativo de sus naciones. El liderazgo humano irá a la bancarota. El liderazgo será como una pelota de fuego en las manos que nadie podrá suportar y se la irán pasando uno para otro a alta velocidad hasta que el hombre de la maldad, el anticristo, aparezca y la tome y empiece su gobierno.

En el final las naciones se lamentarán porque el anticristo gobernará con vara de hierro y no lograra su objetivo de destruir a todos, porque el Leon de la Tribu de Juda (Jesús) intervendrá con poder y gracia y establecerá su Reino por los siglos de los siglos.

Pero no seria necesario pasar por todo eso porque su Palabra, la Biblia Sagrada ya nos advierte sobre todo eso y como podemos vencer en Cristo Jesús toda batalla arquitetada por Satanas.

La verdad es que no le queremos hacer caso. Infelizmente hasta muchos líderes cristianos fallan en ese sentido. Porque saben que todas esas cosas están escritas, pero, es como si no creyesen.

La pelota pasará de mano en mano como una antorcha de fuego que arde, el anticristo la tomará por un corto tiempo, adminstrará el liderazgo, pero el León de Judá lo aplastará con sus pies para siempre.

Pena que muchos humanos que no debían estar ahí tambien serán aplastados por los pies del Maestro y tendrá el mismo fin prognósticado para el Diablo y sus angeles.

Tomemos en serio a Dios, su Palabra y promesas para que no seamos avergonzados en el último día

Pr ELCIO NUNES
Publicar un comentario