viernes, 22 de julio de 2011

UE autoriza mayor uso de fármacos oncológicos de Roche, Novartis

Por Katie Reid | Reuters – Hace 12 minutos
ZURICH (Reuters) - Los laboratorios suizos Roche y Novartis obtuvieron recomendaciones de los reguladores europeos para un mayor uso de dos de sus medicinas para tratar el cáncer, lo que destaca la fortaleza de sus franquicias oncológicas.

La Agencia de Medicamentos Europea informó que dio luz verde a la aprobación de Tarceva de Roche para tratar a pacientes con un tipo genéticamente específico de cáncer de pulmón de células no pequeñas.

La entidad también está recomendado la autorización del posible líder en ventas de Novartis Afinitor en pacientes con tumores pancreáticos neuroendocrinos, último impulso para el fármaco siguiendo los pasos de datos positivos en cáncer mamario.

Las recomendaciones de aprobación comercial por parte del Comité de Productos Medicinales para Uso Humano de la agencia suelen ser refrendadas por la Comisión Europea en un par de meses.

Roche y Novartis son las dos principales compañías en el área oncológica del mundo.

Roche está buscando usar Tarceva como monoterapia de primera línea en determinados pacientes con cáncer pulmonar de células no pequeñas, como parte de los impulsos del grupo por personalizar la atención médica.

Tarceva ya se comercializa como tratamiento de segunda y tercera línea, más allá del perfil genético, y el año pasado tuvo ventas por 1.580 millones de dólares.

Afinitor de Novartis también es otro ejemplo de un avance más hacia los enfoques terapéuticos personalizados contra el cáncer.

El fármaco de Novartis apunta a la mTOR, una proteína que actúa como importante reguladora de la división de las células tumorales, el crecimiento de los vasos sanguíneos y el metabolismo celular.

La agencia europea recomendó Afinitor para tratar los tumores neuroendocrinos metastásicos, bien o moderadamente diferenciados, de origen pancreático en adultos con enfermedad progresiva.

Afinitor ya tiene autorización contra el cáncer renal y la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos ya aprueba este nuevo uso, pese a preocupaciones por graves efectos colaterales.
Publicar un comentario