viernes, 22 de julio de 2011

Nueva York batirá el domingo su récord de bodas gay en un día


La activista gay Carmen Hernández (D) posa junto a Doris de Armas (I) y su hija Krystal, …

La alcaldía de Nueva York celebrará el domingo un récord de 823 bodas, en su gran mayoría homosexuales, al entrar en vigor en medio de una inmensa expectativa la ley del matrimonio entre personas del mismo sexo aprobada a fines de junio pasado.

Hasta el momento la cifra más alta de casamientos para un día era de 621 casamientos el 14 de febrero de 2003, en ocasión de un Día de San Valentín, seguida de 610 el 8 de agosto de 2008, a raíz del simbolismo de la fecha 08/08/08.

El Estado de Nueva York se convirtió el pasado 24 de junio en el sexto y más grande de Estados Unidos en autorizar el casamiento homosexual, tras una ajustada votación en el Senado que puso fin a duras negociaciones entre demócratas y republicanos.

Desbordada por los pedidos de bodas gays para el domingo, la alcaldía de Nueva York -la ciudad más poblada del país con ocho millones de habitantes- había anunciado el martes una lotería para elegir a 764 parejas de las 2.661 que presentaron su demanda.

De ese total de 2.661 parejas que querían casarse el domingo, 1.728 eran homosexuales.

Pero, finalmente, el número de parejas inscritas para el sorteo no fue tan alto -823- y la administración de Nueva York decidió hacer un esfuerzo para reubicar al excedente de 59 bodas demandadas, indicó el viernes un portavoz de la alcaldía a la AFP.

"Se trata en su gran mayoría de parejas homosexuales", dijo el portavoz al referirse a las 823 parejas que se casarán el domingo.

Manhattan celebrará el número más alto de bodas con 459, seguido de Brooklyn (sudeste) y Queens (este) con 122 cada uno, Bronx (norte) con 98 y Staten Island (sudoeste) con 42.

El excedente de parejas inscritas para la lotería se registró en Manhattan (533 para 400 plazas previstas en principio).

Para remediar este problema, la alcaldía amplió por un lado el número de plazas en Manhattan (hasta 459) y el resto de las parejas en cuestión aceptó casarse en otras circunscripciones de la ciudad.

El alcalde Michael Bloomberg y la presidenta del Consejo Municipal, Christine Quinn -una homosexual militante-, había anunciado a principios de julio que la ciudad haría un esfuerzo excepcional y abriría los servicios municipales el domingo para enfrentar el flujo esperado.

El propio Bloomberg va a oficiar al final de la jornada el casamiento de dos de sus colaboradores homosexuales en Gracie Mansion, la residencia oficial de los alcaldes de Nueva York, una mansión del siglo XVIII ubicada en un parque en el Upper East Side.

Para casarse, las parejas necesitarán una exención legal ya que el estado de Nueva York establece un periodo de espera de 24 horas a partir de su fecha oficial de entrada en vigor para comenzar a aplicar una ley.

Más de 60 magistrados, voluntarios de tribunales de la ciudad, se presentarán el domingo en los registros civiles para firmar esas exenciones.

En forma paralela a las ceremonias legales, la ciudad se prepara desde hace semanas a esta explosión de casamientos gays.

Hoteles, restaurantes y floristas rivalizan con ofertas, mientras que Central Park prevé una jornada de bodas en masa el domingo siguiente.

La activista gay Carmen Hernández (D) posa junto a Doris de Armas (I) y su hija Krystal, el 18 de julio en Nueva York. La alcaldía de Nueva York celebrará el domingo un récord de 823 bodas, en su gran mayoría homosexuales, al entrar en vigor en medio de una inmensa expectativa la ley del matrimonio entre personas del mismo sexo aprobada a fines de junio pasado.
Publicar un comentario