viernes, 17 de junio de 2011

UNA NUEVA FORMA DE PORNOGRAFIA

El "sexting" es un fenómeno que ha crecido potencialmente en los últimos años. Consiste en el envío de imágenes o mensajes de carácter sexual tanto insinuado como explícito.

En muchos de los estados norteamericanos las penas son serias, incluyendo la posibilidad de terminar en la cárcel.

En el caso de los adolescentes, cualquier tráfico de este tipo de información puede ser catalogado como pornografía infantil, lo que implicaría que al ser descubiertos, pueden correr el riesgo de enfrentar cargos por delitos graves.

Tal es así que varios legisladores intentarían reformar estas leyes para que los jóvenes no sufran los mismos castigos que un delincuente sexual, cuando las inquietudes que los motivan a hacerlo son "propias de su edad".

Las legislaturas tanto de Rhode Island como de otros 20 estados han analizado estas cuestiones y han iniciado propuestas. Por ejemplo, en el caso de California, se contempla que las escuelas tengan la posibilidad de expulsar a aquellos estudiantes que fueran descubiertos "sexteando".

Por su parte, funcionarios de Florida votaron a favor de un castigo de 60 dólares, acompañado de trabajo comunitario. En tanto, legisladores de Nueva York sostuvieron que la pena carcelaria podía sustituirse con sesiones de asesoramiento especial.

De acuerdo con algunas estadísticas, uno de cada cinco adolescentes envían electrónicamente fotos explícitas de sí mismo. Pero el verdadero problema ocurre cuando estas fotos terminan reenviándose a otras miles de personas, lo que ha ocasionado suicidios en algunas adolescentes que hicieron esto creyendo que era un juego y luego al publicarse sus fotos entre todos sus compañeros de estudios, se suicidaron de la verguenza.

Los padres deben estar muy atentos a lo que hacen sus hijos a traves de las redes sociales, porque es muy común ver fotos en ropa íntima de algunas jóvenes que usan estos canales para venderse. !Ojo con esto!
Publicar un comentario