lunes, 6 de junio de 2011

Al menos 120 muertos al noroeste de Damasco, según la televisión estatal



El Cairo, 6 jun (EFE).- El ministro sirio del Interior, Muhamad Ibrahim al Shar, advirtió hoy de que van a tratar "con firmeza y fuerza" cualquier ataque armado en el país, en una breve declaración trasmitida por la televisión estatal.
"Partiendo de la responsabilidad del Estado de proteger la vida de los ciudadanos, militares y civiles, y las instalaciones gubernamentales que pertenecen al pueblo vamos a tratar con firmeza, fuerza y según la ley. No vamos a permanecer tranquilos ante cualquier ataque armado", aseguró.
El ministro hizo esta advertencia después de que 82 personas murieran hoy, la mayoría efectivos de seguridad, y más de 120 resultaran heridas, según el último recuento de la televisión siria, en ataques de "hombres armados" en la localidad de Yisr al Shagur, en la provincia de Edleb, al noroeste de Damasco.
La cadena señaló que las víctimas se produjeron durante una emboscada de "guerrillas armadas" a policías y en ataques a varias instituciones gubernamentales, entre ellas un centro de los servicios de seguridad y el edificio de Correos.
Al Shar destacó que "Siria ha sufrido durante los últimos días ataques armados que tuvieron como objetivo instituciones gubernamentales y privadas".
El ministro apuntó que recientemente en la zona de Yisr al Shagur "grupos terroristas armados dispararon y usaron granadas contra los empleados civiles y militares" de instituciones gubernamentales.
Sin embargo, el grupo opositor Sham rechazó en Facebook que se trate de un ataque de guerrillas armadas.
"La televisión siria se prepara para informar de una masacre en Yisr al Shagur. Antes del despliegue de los hombres de seguridad no hubo ningún herido en Edleb. ¿Hay en toda Siria guerrillas armadas?", se cuestionó la ONG.
Sham consideró que las guerrillas armadas son las fuerzas de seguridad desplegadas en todas las ciudades de Siria y señaló que prueba de ello son los centenares de vídeos publicados en internet.
Por otro lado, el grupo opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos elevó a 45 los civiles muertos desde el sábado pasado en Yisr al Shagur y en localidades cercanas, en una breve nota en su página web.
Durante este fin de semana, ese municipio y otros cercanos han sido objeto de bombardeos por parte del Ejército y de disparos de francotiradores y de las fuerzas de seguridad.
Los llamados Comités Locales de Coordinación en Siria aseguraron en Facebook que ha habido divisiones dentro del Ejército y los servicios de seguridad y que algunos desertores se han refugiado entre los vecinos de Yisr al Shagur.
Esa ONG agregó que la localidad sigue sitiada y que hoy sus habitantes permanecieron en sus casas para participar en una huelga general.
Desde el inicio de las revueltas a mediados de marzo pasado, el régimen sirio sostiene que detrás de ellas hay "grupos terroristas" y se niega a reconocer que las manifestaciones están conducidas por ciudadanos que exigen reformas democráticas.
El Cairo, 6 jun (EFE).- El primer ministro sirio, Adel Safar, ha ordenado la creación de un comité de expertos para que prepare un nuevo proyecto de ley para la formación de partidos políticos, informó hoy la agencia oficial de noticias SANA.
Según la agencia, la decisión coincide con un diálogo sobre las reformas políticas y del cual se encarga un órgano nombrado el pasado día 1 por el presidente sirio, Bachar al Asad.
Este nuevo comité tendrá que presentar el proyecto de ley a Safar en el plazo de un mes para que éste, a su vez, lo presente a la opinión pública y después al Gobierno para que tome la decisión adecuada al respeto, según la agencia.
Los únicos partidos legalizados en Siria forman parte de una coalición conocida como el Frente Nacional Progresista (FNP), liderada por el presidente del país y controlada por el todopoderoso partido gobernante Al Baaz.
Según la Constitución siria, el partido Baaz es el que tiene que dirigir el gobierno del Estado y la vida de la sociedad.
Desde que estallaron las protestas políticas a mediados de marzo, el régimen de Al Asad ha tratado de aplacarlas con el uso de la violencia y adoptando algunas medidas políticas.
El pasado 11 de mayo, ya se creó un comité para elaborar un borrador de una nueva ley electoral para la celebración de comicios generales. Una ley que sería completada con la nueva normativa.
Asimismo, el pasado 21 de abril, el gobernante sirio aprobó la derogación de la Ley de Emergencia, vigente desde 1963, la eliminación del Alto Tribunal de la Seguridad del Estado y respaldó una nueva ley que garantizaba el derecho a convocar protestas pacíficas.
No obstante, más de mil manifestantes han fallecido desde el inicio de las protestas que piden reformas democráticas, solo un centenar de ellos desde el pasado viernes.
Publicar un comentario