lunes, 9 de mayo de 2011

PESABA 215 KILOS Y AHORA PUEDE MORIR POR ANOREXIA


Malissa Jones, de 21 años, perdió tanto peso que ahora sólo pesa 51 kilos. Hace cuatro años, antes de su cirugía, los médicos advirtieron que tenía que tomar medidas drásticas después de llegar a pesar 215 kilos.

Se le advirtió que tenía que eliminar 120 kilos o moriría en cuestión de meses. Ahora el péndulo ha oscilado en sentido contrario. Malissa, de Selby, North Yorkshire, está advertida por los médicos que ahora puede morir en seis meses, salvo que incremente la ingesta de alimentos.

Malissa era la persona más joven en el mundo en tener un bypass estomacal, cuando los cirujanos realizaron la operación en enero del 2008.

De acuerdo a lo que informa diarioveloz.com, a pesar del riesgo de la cirugía para una chica tan joven, ella sobrevivió a la operación y en un año perdió más de la mitad de su peso corporal.

Ella empezó a cambiar su vida y quedó embarazada de su novio Chris, de 22 años. En febrero, después de un embarazo de seis meses, se enfermó con insuficiencia hepática y su bebé tenía que nacer por cesárea.

Lamentablemente su hijo, Harry, murió una hora después del parto. Luego los médicos revelaron que Malissa tenía problemas para alimentarse adecuadamente, que le había llevado a estar desnutrida.

El peso de Malissa cayó rápidamente, perdió interés en la comida y los médicos han diagnosticado que tiene anorexia. Le han advertido que va a morir probablemente de un ataque al corazón si no se alimenta de la forma correcta.
Fuente:Tipete.com
Publicar un comentario en la entrada