martes, 31 de mayo de 2011

Hamburgo afirma que los pepinos españoles no son la fuente de "E. coli"


Berlín, 31 may (EFE).- Los pepinos españoles no son la fuente del brote de la variante de la bacteria "E. coli" que ha causado quince muertes y afectado a más de 1.400 personas en Alemania, informó hoy la senadora de Sanidad de Hamburgo, Cornelia Prüfer-Storks.

La titular de sanidad de la ciudad-estado alemana explicó, según recoge el diario "Hamburger Abendblatt", que los segundos análisis realizados en laboratorio han evidenciado que la variante de esta bacteria descubierta en los pepinos españoles no coincide con la encontrada en las heces de los pacientes.
Prüfer-Storks indicó que las investigaciones han comprobado que la variante O104, aislada en las heces de los pacientes examinados, especialmente agresiva y resistente a antibióticos, no coincide con la variante detectada en las hortalizas españolas del mercado central de Hamburgo.

"Como antes, la fuente (del brote infeccioso) aún no ha sido identificada", agregó la senadora de Sanidad.

Además, Prüfer-Storks, que fue la persona que apuntó en un primer momento hacia los pepinos españoles como fuente de la infección, reconoció que aún "no se puede dar por superado" el pico de casos del brote.

El Instituto de Higiene de Hamburgo mantiene por ahora sus pruebas a tomates, pepinos y lechugas en mercados, tiendas de alimentación y restaurantes de la ciudad-estado, a la búsqueda de la fuente de la infección, un extremo esencial para atajar el brote.

Desde que se detectó el primer caso la semana pasada, al menos 15 personas han fallecido, en su mayoría mujeres de edad avanzada, a causa de la "E. coli Hemorrágica" y otras 1.400 han resultado afectadas de diversa consideración, de los que unas 570 residen en Hamburgo.

OTRAS NOTICIAS RELACIONADASMoscú, 31 may (EFE).- Rusia advirtió hoy de que prohibirá la importación de verduras de todos los países de la Unión Europea si no recibe aclaraciones sobre el brote de infección intestinal que ha matado ya a 15 personas en Alemania.
"Ayer les dije a mis colegas de la UE que sin en breve no recibimos aclaraciones y, lo más importante, no nos convencemos de que la situación está bajo control, prohibiremos todas las verduras de la UE", aseguró en rueda de prensa Guennadi Oníschenko, jefe sanitario ruso.
Oníschenko, que anunció la víspera la prohibición de la importación de verduras procedentes de España y Alemania, dio a Bruselas de plazo 24 horas para que informe debidamente a Moscú sobre la situación originada presuntamente por una partida de pepinos españoles.
Al mismo tiempo, aconsejó a los consumidores rusos que, por precaución, se abstengan ya de comprar verduras europeas y opten por el producto nacional.
"Si en una tienda se venden verduras de Europa, usted debe mostrar su malestar apartándose de ese puesto y comprando verduras rusas", dijo.
A la pregunta de por cuánto tiempo se prolongará la prohibición, el jefe sanitario ruso recurrió al latín: "Quantum satis" (tanto cuanto sea necesario).
"¿Cómo los servicios médicos de Alemania no pueden aclarar este problema en un mes?", comentó Oníschenko, que llamó a la población a lavar todas las verduras y desinfectarlas con agua hirviendo.
Y añadió: "¿Por qué enferman sólo en el norte de Alemania y no en España de donde procede la producción?", según la versión inicial de las autoridades alemanas.
Además, no descartó que "en España también mueren, simplemente que no les ponen ese diagnóstico", según la agencia Interfax.
Oníschenko ordenó expresamente el lunes retirar de la venta todas las existencias de verduras españolas y alemanas, e instruyó a los funcionarios de aduanas para que impidan la entrada de nuevas partidas en territorio ruso.
Según las autoridades alemanas, el brote de una variante de la bacteria intestinal "E. coli Enterohemorrágica" ha causado ya 15 muertos en ese país y hay otras 1.200 afectadas.
Madrid, 31 may (EFE).- La "psicosis" por la crisis del pepino se ha extendido a todas las frutas y hortalizas de origen español en los mercados europeos, lo que pone en peligro a 70.000 empleos, según cálculos de Cooperativas Agro-alimentarias, que se suma a pérdidas económicas que se prevén "multimillonarias" para el campo.
En rueda de prensa conjunta de Cooperativas y CCOO para analizar la crisis originada por la bacteria "E.coli" detectada en Alemania, el secretario general del sindicato, Ignacio Fernández Toxo, ha pedido un frente común de Gobierno, partidos políticos, empresas agrarias, cooperativas y sindicatos para detener el clima de "pánico" en los mercados.
Toxo ha pedido que se trabaje en varios frentes "urgentes": determinar cuanto antes las causas y responsabilidad del brote de "E.coli", una campaña de promoción para "prestigiar" la producción hortofrutícola española y medidas laborales para los trabajadores.
Para el dirigente sindical, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, debe ponerse al frente del problema y "liderar" la solución frente a la crisis, petición que le transmitirán hoy mismo por carta.
Ha criticado que una alarma "precipitada" y "sin base científica sólida" provocada por la "irresponsabilidad" de autoridades germanas ha provocado un "cierre ilegal" de fronteras y un daño económico y al empleo que "difícilmente se podrá compensar".
Para CCOO y Cooperativas Agro-alimentarias, la crisis no sólo está perjudicando a las producciones existentes en varias comunidades autónomas -principalmente Andalucía, con Almería en cabeza, Comunidad Valenciana, Murcia y Extremadura, sino que también afectará a las que se inician ahora -como frutas de hueso u otras-, en Castilla La Mancha, Castilla y León, Aragón o Cataluña.
Han coincidido en asegurar que la alarma no tiene justificación técnica para un país como España, cuyos controles sanitarios se pueden igualar, pero difícilmente superar.
Por su parte, el secretario de la Federación Agroalimentaria de CCOO, Jesús Villar, ha urgido compensaciones para los asalariados por la pérdida de actividad -en su mayoría temporales que no pueden acceder a los ERE- teniendo en cuenta los últimos cinco años trabajados para el cálculo y flexibilizar requisitos para acceder al subsidio agrario y renta agraria en Extremadura y Andalucía.
Según Villar, ya se están produciendo rescisiones de contratos comerciales, por lo que es preciso detener "la sangría económica, social y laboral" y, para ello, es necesaria "la unidad y una visión de Estado, "sin tentaciones" políticas" para apoyar a la primera industria del país y "joya de la corona".
El sector hortofrutícola, según ha recordado, genera el 40 % del empleo agrario y el 64 % del valor añadido de la agricultura.
También defendió que los seguros agrarios den cobertura tanto a empresarios como asalariados agrícolas, así como campañas de promoción, sin esperar a los análisis científicos, tanto en España como en Europa, a través de su red de agregadurías exteriores.
Por su parte, el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias, Fernando Marcén, ha explicado que el problema afecta a un sector que a veces es la única empresa en muchas zonas rurales, que reinvierte sus beneficios en el territorio y "no se lleva el dinero de casa".
Marcén ha recordado que son unos diez países los que "han disparado a discreción" contra todos los vegetales españoles y numerosas las cadenas de distribución que han recurrido a carteles informativos en los que señalan que las frutas y hortalizas "no son de procedencia española".
"Las cooperativas nos dicen que no pueden vender nada y los datos (sobre caída de ventas de frutas y hortalizas) nos están desbordando", ha sentenciado Marcén, quien exige un rápido "pacto" entre Gobierno, oposición y sector parra restablecer la confianza porque "el reloj juega en contra" en plena campaña de producción de uno de los pocos sectores que aguantaba bien la crisis.
Respecto a los precios, ha precisado que lo poco que se vende al exterior se hace "sin precio", que en el mercado interior no hay bajadas pero "sí las esperamos" y que el miedo a "la debacle" existe porque si no hay valor para los productos "se dejarán de recoger".
Publicar un comentario