viernes, 6 de mayo de 2011

EL LIBRO DEL APOCALIPSIS


Amados, como estamos viviendo los últimos tiempos y la Biblia es la Palabra profética más segura, nos conviene aferrarnos a ella cada dia más, escudriñarla, orar al Señor, para que su Santo Espíritu nos de entendimiento, revelación y ciencia. Como sabemos el libro del Apocalipsis está lleno de metáforas y símbolos y debemos auxiliarnos de algunos estudios para comprender mejor. A continuación preseto a ustedes un estudio muy interesante que encontre y que iré publicando por partes. Que eL Señor nos ayude, en el nombre de Jesús. Amén.

por Herbert W. Armstrong

Por fin han sido reveladas las profecías del libro de Apocalipsis. Las predicciones que por tantos siglos permanecieron cerradas y selladas, están ahora puestas al descubierto. Presentamos aquí una vívida y sorprendente revelación de los catastróficos sucesos que muy pronto culminarán en ¡el final de esta era!



EL PLAZO que Dios había fijado ¡se ha cumplido! Por fin, el libro más misterioso y fascinante, pero nunca antes comprendido, el Apocalipsis, ¡ha sido descifrado!

Por medio de este libro, hasta ahora sellado, el Eterno Dios revela no solamente el maravilloso mundo de PAZ, de ABUNDANCIA, de FELICIDAD y GOZO que pronto se hará realidad durante la generación actual, ¡sino también las aterradoras catástrofes mundiales que, como preludio a todo ello, el mundo presente está atrayendo sobre sí mismo!

La ciencia, la tecnología y la industria están desarrollando, en cantidades cada vez mayores, pavorosas armas de destrucción masiva. ¡Ya tenemos a nuestro alcance los medios para extinguir toda la vida humana de sobre la faz de la Tierra!

Mientras tanto, la inmoralidad, el crimen, la violencia, la pobreza, la enfermedad y el hambre acosan al hombre a un ritmo cada vez más vertiginoso. Sin embargo, existe un Dios vivo, un Dios de amor, misericordia, compasión, sabiduría y justicia, un Dios que está llevando a cabo un PROPÓSITO trascendental, quien dotado de PODER SUPREMO pronto va a intervenir y, POR LA FUERZA, salvar a la humanidad de sí misma. De hecho, si Él no existiera, entonces el inminente fin del mundo vendría a ser también ¡EL FIN DE LA VIDA HUMANA!

Pero, felizmente, ¡Dios VIVE! Él se fija en las condiciones mundiales y está al tanto de la grave situación que está amenazando a la humanidad, la cual se encuentra actualmente presa en la trampa de su propia creación… ¡totalmente incapaz de evitar el fatal destino hacia el cual se dirige a toda velocidad!



¿Qué ocurrirá primero?



Pero este feliz MUNDO DE MAÑANA, bajo el gobierno de Dios Todopoderoso, ¡no vendrá hasta que los hombres hayamos llegado a estar literalmente con la soga al cuello! No vendrá hasta que el hombre haya demostrado sin duda alguna que él es totalmente incapaz de gobernarse a sí mismo, no hasta que haya aprovechado ¡su última oportunidad!

¡Ya es tiempo de advertir al mundo!

Los conflictos entre las principales potencias nucleares, las tensiones internacionales que se agravan a diario, el desenfrenado aumento en el crimen, la violencia racial y la violencia de toda índole, ¡se están combinando para arrojar al mundo en un holocausto de destrucción y muerte cual no lo ha habido antes, ni lo habrá después!

El Dios Creador conoce la naturaleza humana y su FINAL inevitable. Desde este momento en adelante, cada paso gigantesco en los sucesos mundiales está ilustrado en las profecías de Dios.

Ha llegado el tiempo, conforme al plan divino, de abrir al entendimiento humano las terribles profecías del libro de Apocalipsis. Hoy en día la solemne advertencia del Todopoderoso está siendo pregonada, para testimonio, alrededor del mundo. Que atienda el lector la advertencia, en tanto que tiene la ocasión, y anote bien esta verdad:

¡USTED NO TIENE POR QUE SUFRIR CALAMIDAD ALGUNA! ¡Usted puede, si atiende y obedece a Dios, ser tenido por digno de escapar de todas estas cosas que ciertamente sucederán!



Estos no son tiempos normales



¡Ya es hora de despertar! Estos no son tiempos normales. Después de casi 6.000 años de comparativa quietud, a partir del año de 1.914 el mundo entero súbitamente hizo erupción, y trepidante violencia conmovió a toda la tierra; pero no hemos visto nada, en comparación a lo que pronto sucederá.

En poco tiempo, el conocimiento ha aumentado en gran manera. Los progresos científicos y tecnológicos no tienen paralelo; estos han dado lugar a comunicaciones instantáneas, transportes increíblemente rápidos y a pavorosas invenciones capaces de destruirlo todo. El hombre ha aprendido por fin el secreto del átomo y con esto ha aprendido a disociar poderes, fuerzas y energías de la naturaleza que son capaces de eliminar todo lo que tiene vida sobre este planeta.

Al mismo tiempo, el Omnipotente Dios está revelando nuevos conocimientos. Ciertos misterios de Dios, nunca antes conocidos ni entendidos por el hombre, han sido revelados ahora a los verdaderos siervos del Todopoderoso.



¿Qué significa todo eso?



Todo eso significa que aquí sobre la Tierra, se está efectuando un propósito y que ha llegado el tiempo de que el Eterno, el Creador y Gobernador del universo, nos revele con toda exactitud, cómo, a partir de ahora, los sucesos del mundo cumplirán la tremenda consumación de ese propósito divino. El mundo entero está ahora en agitación, con terribles convulsiones que no son sino el preludio de los más formidables acontecimientos de la historia humana.

Ahora nos encontramos precisamente en la crisis del fin de lo que la Biblia llama "el presente siglo malo" (Gálatas 1.4).



Una tercera parte de la Biblia es profecía



Aproximadamente una tercera parte de la Biblia está dedicada a la profecía. El contenido de muchos libros de las Sagradas Escrituras, especialmente del Antiguo Testamento - Isaías, Jeremías, Ezequiel y otros, incluso los de los llamados profetas "menores" - es casi exclusivamente PROFÉTICO.

Se da cuenta usted de que la IGLESIA de Jesucristo está de hecho edificada sobre el FUNDAMENTO mismo de estos PROFETAS y sus escritos proféticos? Encontramos tal declaración en Efesios 2.20.

Pero el panorama general de todas las profecías se encuentra en dos libros proféticos, uno del Antiguo y otro del Nuevo Testamento, a saber: Daniel y el Apocalipsis. Sólo en el libro de Apocalipsis encontramos en ORDEN CRONOLÓGICO y de un modo correlativo, acontecimientos que, al ser descritos por otros profetas, no parecen tener relación entre sí.

Mientras que el libro de Apocalipsis es en sí como una CLAVE vital que da acceso a una gran porción de las otras profecías, se requieren ciertas claves adicionales para entender propiamente este singular volumen.

Una clave importante es reconocer que en el Apocalipsis hay una narración que va coordinando uno con otro los acontecimientos futuros en orden cronológico, con insertos ocasionales inyectados en la ilación de la historia.

Analicemos ahora este libro que a muchos les parece el más misterioso e insondable de todos los libros proféticos. Nada pudiera ser más inquietante, y ¡nada en este mundo tan agitado y trastornado, pudiera ser MÁS IMPORTANTE! El libro de Apocalipsis describe precisamente la hora crítica en que vivimos, y ¡descorre la cortina que cubre el futuro!



Una profecía sellada



El Apocalipsis fue dado como un libro místico y cerrado, que tenía forma de un rollo sellado con siete sellos. Asimismo, algunas de las profecías reveladas a Daniel y escritas de su puño y letra, estuvieron también cerradas y selladas hasta este preciso tiempo de CRISIS MUNDIAL que precede a la consumación de esta era.

Daniel escribió al final de su libro: "Y yo oí, mas no entendí". Es decir, él pudo oír lo que el ángel le estaba revelando, y lo escribió en el libro que lleva su nombre, pero no pudo descifrar el significado de las profecías que bajo inspiración escribió. El ángel le dijo a Daniel: "CIERRA las palabras y SELLA el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y la ciencia se aumentará" (Daniel 12.4).

Así como las profecías de Daniel estuvieron CERRADAS y SELLADAS hasta el tiempo del fin - la actual crisis mundial del fin, este tiempo de transportes rápidos en que los hombres corren de aquí para allá, este tiempo en que la ciencia ha aumentado - así también las profecías del libro de Apocalipsis permanecieron selladas hasta hoy.

Sí, durante muchos siglos estuvieron ocultas bajo siete sellos, según lo veremos más adelante.

Pero es menester que nos demos cuenta de que estamos viviendo ya en el dinámico, terrible y agitado "TIEMPO DEL FIN"; ¡se acerca la crisis mundial de la CONSUMACIÓN de la presente era! Las profecías y misterios de Dios, hasta ahora sellados, han sido REVELADOS en la actualidad a los que Dios ha escogido para pregonar su último mensaje al mundo, para testimonio. Jesucristo, cabeza de su Iglesia, es el REVELADOR; es Cristo quien ha descubierto estos misterios a sus siervos.

¡Ha llegado el tiempo para que los siervos de Dios le den a conocer a USTED estas tremendas profecías del libro de Apocalipsis!

Examinemos pues, este libro. Preparémonos para considerar directamente el primer capítulo, empezando desde el primer versículo de este emocionante volumen. Veamos lo que realmente dice. ¡Le aseguramos que le esperan muchas SORPRESAS!
Publicar un comentario