lunes, 25 de abril de 2011

REFLEXION PARA HOY


Y en esto sabemos que nosotros le hemos conocido, si guardamos sus mandamientos.
El que dice, Yo le he conocido, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y no hay verdad en él;
Mas el que guarda su palabra, la caridad de Dios está verdaderamente perfecta en él: por esto sabemos que estamos en él.
El que dice que está en él, debe andar como él anduvo.
1ra. de Juan 2:3-6


La vida del cristiano debe reflejar la vida de Jesús. Muchos dicen ser cristianos pero sus acciones y actitudes demuestran claramente que no han conocido al Cristo de la gloria y que el Espíritu Santo no ha hecho morada en ellos. Jesús dice claramente que "por sus frutos lo conocereis", son los frutos del Espíritu Santo en nosotros los que muestran que Jesús vive en nuestro corazón, que El es nuestro Salvador y Señor.

El precio que debemos pagar es llevar su yugo que es fácil y ligero, a El no le podemos mentir y tampoco a los que están a nuestro alrededor quienes nos están observando y ven nuestro proceder.

Vivamos pues como nuestro Señor, cambiemos nuestra vieja manera de vivir, porque "si alguno está en Cristo nueva criatura es, las cosas viejas pasaron y todas son hechas nuevas", "Sed santos porque Yo soy santo"y sin santidad nadie verá al Señor.
Publicar un comentario