viernes, 29 de abril de 2011

Dice clave de su larga vida es adorar a Dios


DOÑA MARCELINA VARGAS SUGIERE NO HACER DAÑO Y TRABAJAR CON DUREZA
La anciana Marcelina Vargas, que cumplió 103 años el pasado miércoles 27 de este mes, dijo que la mejor forma de mantenerse y tener una vida larga, es adorar a Dios sobre todas las cosas, no hacerle daño a nadie y trabajar duro para garantizarle una buena formación a los hijos y a quienes los rodean.

La señora que nació el 27 de abril de 1908, en la comunidad de Zamba, del municipio de Sabaneta en la provincia de Santiago Rodríguez, donde sigue viviendo en una humilde casita en un vecindario del paraje de Zamba, proclamó que el mundo de hoy está muy cambiado, pero que hay que echarlo hacia adelante, con todos sus problemas.

La centenaria señora hace cerca de ocho meses sufrió un pre infarto que le debilitó sus piernas por lo que tiene que caminar ayudada de un andador. Tuvo ocho hijos, de los cuales cinco viven, tiene 26 nietos, 44 biznietos y ocho tataranietos, y es la segunda hija del matrimonio que conformaron Daniel Rodríguez y Daniela Vargas, y aunque tuvo cuatro hermanos más, solo sobrevive Negra Vargas de 99 años, la cual vive junto a ella. Recuerda que su madre falleció cuando tenía 17 años, por lo que tuvo que asumir la responsabilidad de sus hermanos menores y que para mantener a sus hijos se dedicaba a tejer guano para la confección de árganas.

Su hija Lucrecia murió en 1976 dejando en la orfandad a sus tres hijos pequeños, por lo que ella, como buena abuela, asumió el papel de madre trabajando con dureza para que dentro de sus limitaciones a sus nietos no les faltara su comida, y han sido muy recíprocos con ella.

Pero sus hijas, nietos, suegras y otros familiares afirman que antes de sufrir el accidente cerebral cocinaba, limpiaba la casa, cargaba agua, hacía trabajos que muchas personas jóvenes no se atreven a hacerlos, Pero la anciana explicó que a pesar de las enfermedades que siempre han afectado a la humanidad y la falta de médicos que en ese entonces existía, “la gente como que duraba más tiempo viva”.

DESTACAN SUS CONSEJOS
José Obando Vargas, uno de sus hijos, recordó los consejos que siempre les daba su madre a él y a sus demás hermanos.

“Nos decía ‘mis hijos antes de hacer algo malo piensen en el qué dirá de la gente’ y estoy seguro que se arrepentirán y no lo harán”, refirió.

La anciana se mostró un poco nerviosa cuando reporteros del LISTÍN DIARIO junto al periodista Raymundo Infante de los programas “Buenos Días Noroeste” y “Esta Noche de Radio Zamba” y Tele cable Sabaneta, comenzaron a entrevistarla, pero con la ayuda de sus familiares se fue soltando y habló. Infante le entregó una pequeña compra a la centenaria mujer que consistía mayormente en leche que es muy necesaria para las personas ancianas.

Fuente:Listín Diaria.
Publicar un comentario