martes, 8 de marzo de 2011

!FELICIDADES MUJER!


Hoy celebramos El Día Internacional de la Mujer, originalmente llamado Día Internacional de la Mujer Trabajadora y está reconocido por la Organización de las Naciones Unidas, ONU. En este día se conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo integro como persona. Es fiesta nacional en algunos países.

La idea de un día internacional de la mujer surgió al final del siglo XIX, en plena revolución industrial y durante el auge del movimiento obrero. La celebración recoge una lucha ya emprendida en la antigua Grecia y reflejada por Aristófanes en su obra Lisístrata, que cuenta como Lisístrata empezó una huelga sexual contra los hombres para poner fin a la guerra, y que se vio reflejada en la Revolución francesa: las mujeres parisinas, que pedían libertad, igualdad y fraternidad, marcharon hacia Versalles para exigir el sufragio femenino, pero no fue sino hasta los primeros años del siglo XX cuando se comenzó a proclamar, desde diferentes organizaciones internacionales de izquierda, la celebración de una jornada de lucha específica para la mujer y sus derechos.

La República Dominicana al igual que muchos países del mundo y en especial de Latinoamérica celebra este día con diversos actos que enaltecen a la mujer fuente de amor, sacrificio, trabajadora incansable, de aspecto débil pero de gran fortaleza espiritual.

La mujer dotada de grandes virtudes muchas veces no reconoce sus valores, porque las dificultades, los maltratos y la discriminación a que ha sido sometida le han hecho olvidar que es un ser hermoso , amado por Dios.
Esta discriminación aunque se han dado los pasos para que estas trabajadoras tengan igualdad de condiciones todavía nos falta mucho por hacer en todos los órdenes.

En el campo religioso también la mujer ha sido marginada, por malas exégesis bíblicas, prohibiéndose en muchos casos que la mujer desempeñe funciones de liderazgo, de pastora, aun cuando tenemos evidencias bíblicas de la importancia que nuestro Señor tanto en el Viejo Testamento como en el Nuevo atribuye a la mujer.

Por tanto, el hecho de que durante siglos las mujeres hayan sido relegadas de aquellos ministerios que implicaban el ejercicio de liderazgo, se debe a la influencia que ha ejercido una lectura sesgada de los escritos de Pablo, lectura basada en los supuestos de la filosofía griega y no en la Revelación. Un estudio cuidadoso del Nuevo Testamento demuestra que los ministerios y las posiciones de liderazgo eran ejercidos en función de los dones recibidos y no en función del sexo. Los testimonios acerca de Junia, Priscila, Febe, Evodia, Síntique, Trifena, Trifosa, Pérsida, o la receptora de la segunda epístola de Juan, demuestran que, en la iglesia primitiva, las mujeres tenían acceso a los mismos ministerios que los hombres.
La mujer es el símbolo de adnegación, entrega, amor , y ha demostrado que nuestro Señor la hizo para ser la ayuda idónea del hombre.

¡FELICIDADES MUJER EN TU DIA! ¡TU ERES MUY VALIOSA PARA DIOS! ¡DIOS TE BENDIGA SIEMPRE!
Publicar un comentario