miércoles, 19 de enero de 2011

Reducir el estrés antes de un examen puede ayudar a obtener mejores notas


Los típicos nervios que se tienen al hacer un examen son malos consejeros para obtener una buena puntuación. Lo mejor es acudir a la prueba con calma y tranquilidad. Y, para ello, una buena solución puede ser la escritura expresiva mediante la que las personas escriben antes de empezar la prueba sus preocupaciones y sentimientos, liberándose así del estrés. Una práctica que no es baladí y cuyos efectos positivos se han puesto de manifiesto en una investigación de la Universidad de Chicago.

Los efectos negativos del estrés sobre la salud son ya conocidos. Ahora una nueva investigación norteamericana de la Universidad de Chicago arroja nuevos datos sobre su repercusión en el rendimiento académico y, sobre todo, a la hora de realizar un examen, además de recoger los resultados favorables que se pueden obtener con algunas prácticas que reducen la ansiedad como la escritura expresiva, de los que se ha hecho eco SINC.es. [Ver cursos sobre estrés]

En la investigación, publicada en la revista Science, se explica que los estudiantes que son más propensos a tener ansiedad realizan con más calma y tranquilidad el examen si han escrito sus preocupaciones diez minutos antes de que comience el test o la prueba.

Según explica Sian Beilock, uno de los dos autores del estudio e investigador en la Universidad de Chicago, el hecho de ofrecer a los alumnos la posibilidad de expresar sus sentimientos y pensamientos ante un examen mejora su rendimiento.

Y así se constató en los experimentos realizados con diversos grupos de alumnos. En concreto, una de las pruebas llevadas a cabo se centró en un grupo de 20 universitarios que tenían que enfrentarse a una prueba matemática y ante la que los investigadores provocaron una situación de estrés. De estos alumnos, diez siguieron la práctica de la escritura expresiva.

El resultado constató que estos diez alumnos de la escritura expresiva rindieron mejor que el resto y obtuvieron un 5% más en la exactitud matemática. Sin embargo, los otros estudiantes tuvieron más presión, lo que supuso una caída del 12% en su precisión, valorada antes y después de la prueba.

Con este resultado del experimento, los investigadores consideran que la escritura expresiva puede convertirse en una solución temporal para que los alumnos puedan afrontar los exámenes con más calma y tener un mayor rendimiento durante su desarrollo, así como en la realización de pruebas de alto nivel en las que se tiene que demostrar la verdadera competencia y en las que se suele estar más nervioso.

Además, la escritura expresiva puede también ayudar a que las personas puedan dar lo mejor de sí mismas en situaciones en las que hay presión. Y es que se dan casos en los que personas cualificadas rinden por debajo de sus posibilidades por la ansiedad, pudiendo limitarles el estrés y dificultarles que ocupen puestos de trabajo avanzados en áreas como la ciencia, la tecnología o la ingeniería.

La ventaja de la escritura expresiva también se puso de manifiesto en un segundo experimento con estudiantes de secundaria. En este caso, los alumnos que escribieron sus pensamientos antes del examen de Biología obtuvieron una calificación de notable alto. Por el contrario, el resto de estudiantes tuvieron más ansiedad y una puntuación más baja.

El beneficio de este sistema aún va más allá. De acuerdo con los investigadores, también se ha podido demostrar que la escritura expresiva puede mejorar la salud física y psicológica. Un hecho que se ha constatado al comprobar que quienes escriben en una sesión múltiple mejoran su memoria de trabajo y reducen su tendencia a reflexionar, que es el mecanismo que genera las situaciones de asfixia bajo presión.

Fuente:Aprendemas.com
Publicar un comentario