miércoles, 19 de enero de 2011

Investigación financiera a seis televangelistas finaliza sin sanciones


WASHINGTON, /01/2011 (Mundo Cristiano / ProtestanteDigital.com)

El senador Chuck Grassley lideró la investigación sobre las fortunas de seis tele-evangelistas, intentando clarificar si se habían aprovechado personalmente de las exenciones impositivas hacia las iglesias.

Después de tres años de trabajo, no se hallaron pruebas acusatorias, aunque la colaboración de los investigados ha sido muy diferente y por ello no permite extraer conclusiones claras para todos los casos.

Grassley explicó que «el sector exento de impuestos es tan grande que de tiempo en tiempo, ciertas prácticas llaman la atención pública». El legislador agregó que su objetivo es que los grupos exentos de impuestos rindan cuentas de una mejor manera.

El senador republicano Charles Grassley solicitó a seis conocidos televangelistas -Kenneth Copeland, Benny Hinn, Paula White, Joyce Meyer, Creflo Dollar y Eddie Long- el pasado cinco de noviembre de 2007 que facilitaran información para constatar la transparencia financiera de sus organizaciones que, mayormente, se nutren de donativos y están libres de impuestos.

La investigación surgió tras ser publicado en varios medios de comunicación que estos líderes cristianos tenían salarios millonarios y beneficios espectaculares, como jets privados y Rolls-Royces, mientras que a la vez que vivían en la opulencia no pagaban impuestos.

Esta información se apoyó en la denuncia de dos organizaciones cristianas, Trinity Foundation y Ministry Watch, debido a la posesión de artículos de lujo y otras de gran valor no declaradas como personales, pero que –dicen- en la práctica si son utilizadas para tales fines personales. Esta circunstancia podría desembocar en un delito de evasión de impuestos por parte de los investigados, extremo que no está demostrado.

De todas las personas mencionadas, sólo Joyce Meyer y Benny Hinn pasaron la investigación financiera abierta a estos seis `televangelistas´. En el caso de Copeland, se ha llegado al punto de denegar su exención de impuestos por su jet privado, ante la escasa colaboración dada en la investigación.

En todo caso, los seis ministerios alegaron no tener actividades ilegales. Meyer y Hinn dijeron a Grassley que habían hecho cambios en la forma en que dirigían sus ministerios hacia una mayor transparencia. Los restantes cuatro tele-evangelistas no proveyeron información completa sobre sus finanzas, cuestionando si Grassley tenía la autoridad para conducir tal investigación.

Mientras tanto, el Consejo Evangélico de Responsabilidad Financiera (ECFA por sus siglas en inglés), una organización nacional de acreditaciones financieras para iglesias y otras organizaciones religiosas, anunciará la formación de una nueva comisión de vigilancia nacional próximamente.

La comisión independiente será formada a petición del senador Grassley para que el ECFA «realice una revisión y provea información sobre asuntos de transparencia, responsabilidad y políticas financieras que afectan a la Iglesia».
Publicar un comentario