viernes, 14 de enero de 2011

El 40 por ciento de franceses y alemanes consideran al Islam `una amenaza´


PARIS, (REUTERS/ProtestanteDigital)

Un 42 por ciento de franceses y un 40 por ciento de alemanes estiman que el islam es una “amenaza” para sus sociedades. Otro 68 y 75 por ciento de franceses y alemanes estiman que tal “amenaza” es la consecuencia de la “mala integración social y cultural de los musulmanes”.

Esas son las cifras básicas de un sondeo que el vespertino Le Monde destacó en su primera página, presentado con este titular: “Islam e integración: evidencia del fracaso franco – alemán”.

Hace veinte años, el 55 por ciento de los franceses se decían indiferentes ante el velo islámico, en público. Hoy, un 59 por ciento de franceses se dicen hostiles al velo islámico en público; y solo un 32 por ciento se dicen indiferentes ante tal cuestión. Por el contrario, los alemanes son mucho más indiferentes ante el velo islámico, que solo parece afectar a la sensibilidad del 34 por ciento de la población.

POSIBLES RAZONES
Según el mismo sondeo, la “mala integración social y cultural” de los musulmanes, en Francia y Alemania obedece a tres tipos de razones:

Rechazo a la integración, incluso si se trata de musulmanes de nacionalidad francesa o alemana. Es la opinión de un 61 por ciento de franceses y un 67 por ciento de alemanes, convencidos que los musulmanes rechazan la integración propuesta por el Estado.

Las diferencias culturales de fondo están en el origen de la mala integración musulmana, para el 40 por ciento de los franceses y un 34 por ciento de alemanes. Diferencias culturales que abarcan un gran abanico de cuestiones, no solo religiosas: afectan a todos los comportamientos en la vida social, de la vida sexual al puesto de la mujer en la vida pública, pasando por la gastronomía o las relaciones con otras religiones.

Los guetos urbanos y las diferencias económicas también son motivo de mala integración, a juicio del 37 por ciento de los franceses y el 20 por ciento de los alemanes.

Jérôme Fourquet, director de estudios del IFOP, el instituto que ha realizado el sondeo publicado por Le Monde, comenta esas cifras de este modo: “A pesar de tener historias coloniales muy diferentes, con modelos de inmigración e integración social igualmente diferentes, sorprende la misma constatación, masiva, en ambos países”.

CONTRADICCIÓN
Al mismo tiempo, según el mismo sondeo, un 59 por ciento de franceses y un 49 por ciento alemanes estarían dispuestos a votar alcaldes musulmanes. Por el contrario, crece la hostilidad hacia los signos visibles del islam.
Publicar un comentario