miércoles, 29 de diciembre de 2010

Un estudio concluye que para un matrimonio feliz ayuda no tener sexo hasta la boda


TAH, 28/12/2010 (EFE/ProtestanteDigital.com)

"Independientemente de la religión de la pareja, esperar hasta la boda para tener relaciones sexuales ayuda a la relación y mejora la comunicación de pareja, lo que implica una mayor estabilidad a largo plazo".

En este tema hay muchas formas de verlo. Por ejemplo, los Beckham dicen que el secreto de una feliz vida matrimonial es la calidad del tiempo en pareja, mientras que Michael Douglas asegura que la Viagra ha salvado su vida. Pero según un nuevo estudio de la Brigham Young University, de Utah, publicado por el diario Daily Mail, la verdadera clave es no mantener relaciones sexuales hasta el matrimonio.

Los investigadores del estudio entrevistaron a 2.035 parejas casadas y les preguntaron sobre cuándo habían mantenido relaciones con su pareja por primera vez. Los resultados mostraron que las parejas que habían esperado para mantener relaciones sexuales tenían una relación más sana con su pareja que aquellos que no lo habían hecho.

En concreto, la estabilidad de la relación de quienes habían mantenido la castidad prematrimonial era un 22% más alta, la satisfacción de su matrimonio un 20% mayor, la calidad del sexo un 15% superior y la comunicación en la pareja un 12% mejor.

Las parejas que no esperaron hasta el matrimonio para mantener relaciones sexuales, pero que tampoco se acostaron en el comienzo de su relación, sino tras un periodo previo de relación, los porcentajes se reducen a la mitad del grupo anterior. Y los que lo hicieron desde el inicio de su relación, obtenían como media los resultados más bajos.

"Independientemente de la religión de la pareja, esperar ayuda a la relación y mejora la comunicación de pareja, lo que implica una mayor estabilidad a largo plazo", asegura el estudio.
Publicar un comentario