martes, 5 de octubre de 2010

Un test genético determina la respuesta al tratamiento psiquiátrico


Un análisis genético puede ayudar a los médicos a seleccionar de forma más precisa los tratamientos en enfermedades psiquiátricas graves como la depresión, la esquizofrenia o el trastorno bipolar.

“La farmacogenética psiquiátrica (…) es una herramienta por la que pasa el futuro de este campo, ya que a través de ella se consiguen dos objetivos muy importantes en el tratamiento de estos pacientes: por un lado, minimizar los efectos secundarios y, por otro, identificar cuál sería el fármaco más adecuado a cada caso. De hecho, creemos que se trata del primer paso para conseguir ese objetivo que es la práctica de una psiquiatría personalizada”, explicó el Dr. José Antonio López Rodríguez, vicepresidente de la Asociación Española de Psiquiatría Privada (ASEPP).

Según este experto, las características genéticas de cada individuo contribuyen a determinar la respuesta de un fármaco. “Este conocimiento nos va ayudar a solucionar uno de los principales problemas con que nos encontramos en psiquiatría: la baja tolerancia a los tratamientos. Los enfermos mentales, por su propia idiosincrasia y por su propia enfermedad, no toleran bien la medicación”.

Para realizar este análisis, desarrollado por la compañía biotecnológica española AB-Biotics, basta una muestra de saliva, a partir del cual, y tras el análisis de 98 variaciones genéticas, se elabora un informe en el que se expone un perfil de cómo tolerará el paciente determinados medicamentos psiquiátricos. De esta forma, y en función de los resultados, el especialista prescribe el tratamiento más adecuado para el paciente.

“Los fármacos actuales son muy buenos y eficaces, pero los efectos secundarios que producen en estos pacientes siguen siendo un importante caballo de batalla. Y es para evitarlos y tratarlos para lo que son muy efectivos estos test, permitiendo cambiar el fármaco o variar la dosis”, señaló la doctora María Inés López Ibor, psiquiatra del Instituto de Investigaciones Neuropsiquiátricas Dr. López Ibor.

Mejora en un 80% de los casos

Según la experiencia de esta doctora, hasta el 80% de los pacientes que se han sometido a Neurofarmagen -nombre del test- ha logrado mejorar su tratamiento. “Este test, que se hace una sola vez en la vida, analiza tantos fármacos que permite que la elección del medicamento para el tratamiento el paciente sea más segura y más apropiada para cada uno en función de su perfil genético y que, finalmente, sea más rápido, ya que permite reducir el tiempo de introducción de nuevos tratamientos. Está especialmente indicado para aquellos pacientes que no hayan respondido a varios tratamientos, que hayan experimentado muchos efectos secundarios con los fármacos o que durante un período de tiempo no se hayan beneficiado del tratamiento”. Actualmente se aplica fundamentalmente en pacientes de esquizofrenia, depresión, epilepsia y trastorno bipolar.

Por su parte, José María Sánchez Monge, presidente de la Confederación Española de Agrupaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (FEAFES) destacó que en el caso de las personas con un trastorno mental, el acceso a un tratamiento integral e individualizado es muy importante. “La falta de adherencia o el abandono total o parcial suponen un grave problema que dificulta la evolución de la enfermedad y su posible recuperación para la sociedad. En este sentido, este tipo de herramientas son muy interesantes y útiles desde el punto de vista de que atienden a las necesidades específicas de cada paciente”.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un 10% de la población mundial presenta algún tipo de trastorno psiquiátrico (depresión, esquizofrenia, trastorno bipolar) y se prevé una tendencia al alza en los próximos años. Estos trastornos constituyen una causa muy frecuente de discapacidad, pérdida de calidad de vida, sufrimiento, aislamiento social, estigmatización y, en último extremo, mortalidad por suicidio.
Fuente> Diario Salud.
Publicar un comentario