martes, 12 de octubre de 2010

¿Quién es un Cristiano?


"¿Quién es un cristiano?" Me hago esta pregunta con frecuencia. "¿Qué es el evangelio?" Es otra pregunta que me hago con frecuencia. Esta es la respuesta que el apóstol Pablo da a estas preguntas.

"Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él. Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, mas el espíritu vive a causa de la justicia"(Romanos 8:9-11).

Estos versos deben causar preguntarnos ¿Soy un cristiano? Una mera profesión de fe no es suficiente. ¿Soy realmente un cristiano en el fondo de mi alma? ¿Dónde está la prueba? ¿Me ha vivificado el Espíritu Santo? ¿He llegado a una íntima relación de amor con Cristo?

En el contexto de estos versículos el apóstol Pablo ha estado enfatizando en las pruebas en las vidas de aquellos que están bajo el control del Espíritu Santo y en el control de las malas acciones de los que no son cristianos. El comportamiento de la persona bajo el control del Espíritu Santo da la prueba de quién es un cristiano. Vivir de acuerdo con el Espíritu Santo es la verdad de todos los cristianos. Vivir según la carne, es la verdad de todos los no-cristianos.

Seamos muy claros en cuanto a lo que el apóstol está diciendo. Si usted pertenece a Cristo va a vivir como Él. Si su estilo de vida no es conforme a Su semejanza, usted no pertenece a Él, independientemente de lo que usted pueda profesar.

1. Si no tiene el Espíritu de Cristo, el Espíritu Santo, usted no es cristiano.

2. Si usted tiene el Espíritu de Cristo, usted es un cristiano.

3. Si usted tiene el Espíritu de Cristo en su vida, usted estará bajo el control del Espíritu Santo y su comportamiento dará pruebas de este gran hecho.

4. Si su vida está controlada por la "carne" o la "naturaleza pecaminosa" usted no es cristiano y su comportamiento demostrará este hecho.

En el versículo nueve Pablo hace un fuerte contraste, "Usted, sin embargo...”. Él vuelve su atención a partir de la carne, la naturaleza pecaminosa, a la persona que está bajo el control del Espíritu Santo. Él tiene confianza en el creyente pecador de la iglesia en Roma. "Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros" (versículo. 9). El "usted" es enfático en el idioma original. Independientemente pueda ser verdad en el caso de los no cristianos, usted es diferente. Usted no vive de acuerdo a la naturaleza pecaminosa, pero "en el Espíritu." Es lo mismo que estar "en Cristo" (versículo. 1). En este caso, el Espíritu esta "en" el creyente así como Cristo esta "en" el creyente (versículo. 2; Gál. 2:20). El énfasis que él está haciendo es la "morada mutua" del creyente y Su Salvador. Estamos en Cristo y Él está en nosotros. Esto es lo que hace diferente a los cristianos de los no cristianos, que están controlados por su naturaleza pecaminosa o la carne. El verdadero cristiano esta en una relación íntima con Dios. El cristiano se encuentra bajo el dominio del Espíritu de Dios. Pablo normalmente habla de los cristianos que están "en Cristo" y el Espíritu Santo está en nosotros.

La vida en el Espíritu es una vida de una calidad diferente de la vida en la carne. Tiene diferentes fundaciones, y manantiales de diferentes fuentes. Vivir en el Espíritu es una vida hecha posible solamente porque el Espíritu de Dios ha venido a morar en el creyente. Él no es un visitante ocasional, pero el inquilino de un creyente. Él ha tomado residencia permanente en el cristiano. Por eso, el cristiano está bajo la dirección y el control del Espíritu Santo. En un fuerte punto negativo Pablo dice, "Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él" (versículo. 9b). Cualquier persona que carece del Espíritu no es un cristiano.

"El Espíritu de Cristo " es otro modo de decir " el Espíritu de Dios, " el Espíritu Santo (2 Corintios. 3:17, 18; Gálatas. 4:6; Filipenses. 1:19; 1 Pedro. 1:11). La morada del Espíritu Santo en el creyente es la normal y necesaria característica para ser un cristiano. Si usted no lo tiene a Él, usted no pertenece a Él. La presencia del Espíritu Santo en los creyentes no es un regalo de unas pocas personas "espirituales", o una opción en la vida cristiana; es una verdad de cada creyente. Si usted no tiene el Espíritu Santo usted no es cristiano. El Espíritu Santo mora en cada creyente.

El cristiano ha sido librado del reino del pecado y la muerte, y transferido a la abundancia de vida y paz en el Espíritu Santo. El cristiano ha nacido de nuevo. El cristiano ha sido acreditado con la justicia de Jesucristo y justificado. "Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, mas el espíritu vive a causa de la justicia" (Romanos 8:10).

Nuestros cuerpos físicos morirán, y están como muertos ahora, pero nuestros espíritus han sido hechos vivos por el Espíritu Santo en el nuevo nacimiento. El Espíritu Santo nos ha regenerado.

Pero el apóstol Pablo también nos da una magnífica promesa de un futuro glorioso (versículo. 11). "Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levanto de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros" (Romanos 8:11). Cuando nuestros cuerpos físicos mueren y están en la tumba, Dios un día nos levantará para estar con Él en la gloria. En aquel momento seremos liberados de una vez por todas de la pena del pecado, el poder del pecado y la presencia de pecado. ¿Tiene usted esta maravillosa seguridad en su corazón hoy?

Permaneced en Cristo
Fuente: Ungidos.com
Publicar un comentario