viernes, 15 de octubre de 2010

La UE y Mercosur proponen el calendario con vistas a cerrar un acuerdo en 2011


Bruselas, 15 oct (EFE).- La Comisión Europea (CE) y los países del Mercosur concluyeron hoy una nueva ronda de negociaciones para un acuerdo de asociación, en la que han propuesto un ambicioso calendario de trabajo hasta mediados de 2011 con idea de poder cerrar para entonces el tratado. La UE y Mercosur proponen el calendario con vistas a cerrar un acuerdo en 2011

Desde el lunes y hasta hoy se celebró en Bruselas la segunda ronda de negociaciones técnicas desde que la UE y los países del Mercosur (Brasil, que preside ahora este organismo, Argentina, Paraguay y Uruguay) decidieron reanudarlas en la cumbre que celebraron en Madrid el pasado mes de mayo.

Según detallaron los negociadores en un comunicado conjunto, las conversaciones esta semana se centraron en el pilar comercial del futuro acuerdo, que consta además de sendos pilares de diálogo político y cooperación.

A lo largo de esta "buena" sesión de trabajo se lograron "progresos" en lo referente a la parte normativa del acuerdo, indicaron.

Por lo que respecta al capítulo de acceso a mercados, ambas partes "iniciaron conversaciones a fin de establecer las bases para intercambiar ofertas mejoradas".

No pusieron nuevas ofertas sobre la mesa, pero se mostraron conformes en "proseguir los trabajos internos" para prepararlas.

Por lo que respecta al cronograma, propusieron que la próxima ronda de negociaciones, la tercera, se lleve a cabo en Brasilia a finales de noviembre o principios de diciembre, y que se celebren otras tres rondas durante la primera mitad de 2011.

El comisario europeo de Comercio, el belga Karel De Gucht, ya ha manifestado su voluntad de concluir las negociaciones a mediados del año próximo, y con ese objetivo van a trabajar las delegaciones, aunque fuentes comunitarias señalaron a Efe que "aún es muy difícil determinar una fecha".

Precisaron además que la próxima reunión en Brasilia servirá para seguir preparando el terreno del acuerdo, y que no esperan que haya nuevos intercambios de ofertas sobre acceso a mercados hasta 2011, cuando están previstas nuevas rondas en marzo, mayo y julio.

Uno de los capítulos comerciales que puede plantear más dificultades es el de propiedad intelectual -en el que se incluyen las indicaciones geográficas-, apuntaron las fuentes europeas.

Ambas partes reafirmaron en la nota su "compromiso para negociar un pilar comercial equilibrado y ambicioso del acuerdo de asociación UE-Mercosur".

Tanto la delegación europea como la suramericana subrayaron los "grandes beneficios económicos y políticos" que puede generar una profundización de las relaciones entre las dos regiones, que juntas representan un mercado de más de 700 millones de personas y un PIB combinado de más de 13 billones de euros.

La UE y el Mercosur continúan así unas negociaciones que estuvieron suspendidas desde 2004, principalmente a causa de la falta de avances en la Ronda de Doha para la liberalización del comercio mundial.

Tras la decisión de reanudarlas, en mayo, la primera ronda tuvo lugar a finales de junio en Buenos Aires.

El tratado que preparan ambas partes persigue eliminar los aranceles a productos, liberalizar el comercio de servicios e inversiones, abordar las barreras no arancelarias y mejorar el marco regulador general para favorecer los intercambios, según la CE.

Frente a los temores suramericanos ante la potencia de la industria europea, destacan las reticencias de socios europeos como Francia por el peso agrícola del Mercosur.

La Comisión Europea ya ha instado a Argentina a que levante las restricciones que impone a productos agroalimentarios europeos a fin de facilitar las negociaciones.
Publicar un comentario