martes, 12 de octubre de 2010

Israel reta a palestinos a reconocer el "Estado judío" a cambio de moratoria


El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, propuso el lunes una nueva moratoria sobre la colonización en Cisjordania a cambio de que los palestinos reconozcan a Israel como "Estado Nación del pueblo judío", una iniciativa rechazada por la parte palestina. Seguir leyendo el arículo
Foto y Vídeo relacionado

En un discurso ante los diputados en la apertura de la sesión invernal del Parlamento, Netanyahu explicó sus condiciones para renovar la congelación de los asentamientos, una medida considerada clave para continuar con las conversaciones de paz directas que empezaron hace apenas un mes.

"Si el liderazgo palestino dice de forma inequívoca a su pueblo que reconoce a Israel como Estado Nación del pueblo judío, estaré dispuesto a reunir a mi gabinete y pedir una nueva moratoria sobre las construcciones" en las colonias, dijo Netanyahu.

"Ya he hecho pasar el mensaje a través de canales silenciosos y ahora lo digo en público", dijo en un discurso emitido en directo por la televisión.

Pero su oferta fue rechaza de inmediato por los palestinos.

El principal negociador palestino, Saeb Erakat, señaló a AFP que este asunto no tenía nada que ver con la crisis de las negociaciones de paz.

"Esta cuestión no está relacionada con el proceso de paz ni con las obligaciones con las que Israel no ha cumplido. Lo rechazamos tanto en bloque como en el detalle", declaró.

La Unión Europea (UE) instó este martes a Israel a respetar los derechos de todos sus ciudadanos.

La UE apoya que el conflicto de Oriente Medio sea solucionado con "dos Estados democráticos", israelí y palestino, que "vivan uno al lado del otro en paz y seguridad" y que ambos "garanticen plenamente la igualdad de todos sus ciudadanos", afirmó la portavoz de Catherine Ashton, jefa de la diplomacia europea.

"En el caso de Israel, eso debe aplicarse a los judíos y a los que no lo son", destacó la portavoz.

Paralelamente, el Gobierno hebreo aprobó el domingo exigir un juramento de fidelidad al "Estado judío" a todas aquellas personas que no pertenezcan a esa religión y aspiren a obtener la nacionalidad israelí.

"El Gobierno de Israel jamás ha querido poner en duda la igualdad de los derechos de todos sus ciudadanos", reaccionó a las declaraciones de la UE un portavoz del ministerio israelí de Relaciones Exteriores.

"Lanzar una advertencia contra un peligro fantasma no contribuye a calmar los ánimos ni a hacer avanzar el debate" sobre el conflicto israelo-palestino, señaló a la AFP el portavoz.

Las conversaciones de paz directas entre Israel y los palestinos empezaron el pasado 2 de septiembre pero se detuvieron hace dos semanas, cuando expiró la moratoria parcial de 10 meses sobre la colonización en la Cisjordania ocupada.

Pese a la presión diplomática, Netanyahu se ha negada hasta ahora a imponer una nueva moratoria, a la vez que pidió a los palestinos no abandonar las conversaciones.

El reconocimiento de Israel como Estado judío nunca ha sido uno de los temas clave para resolver el conflicto, pero desde que Netanyahu llegó al poder en 2009, se ha convertido en una de las demandas centrales de cualquier tratado de paz con los palestinos.

"¿Qué podría convencer al gobierno, y sobre todo a los ciudadanos de Israel, de que los palestinos están realmente listos para vivir con nosotros en paz?", preguntó Netanyhu. "¿Algo que mostrara un verdadero cambio en el lado palestinos?", añadió, a la vez que dijo que tal paso se interpretaría como prueba de las verdaderas intenciones genuinas hacia Israel.

Los palestinos reconocieron formalmente el Estado de Israel en vísperas de los acuerdos de Oslo de 1993, pero han rechazado el pedido de reconocer su carácter judío porque supondría la renuncia al derecho de retorno de los refugiados de la guerra de 1948.

Antes de esta propuesta, el gobierno israelí dio su apoyo a un proyecto de ley que impone la celebración de un referéndum como paso previo para cualquier retirada territorial de la meseta siria del Golán y de Jerusalén Este anexionados, anunció un portavoz del ministerio de Justicia.

"La comisión interministerial encargada de la legislación ha ratificado, en nombre del Gobierno, un proyecto de ley que prevé la celebración de un referéndum antes de cualquier retirada de un territorio bajo soberanía israelí", como la meseta del Golán o Jerusalén Este, declaró a la AFP este portavoz.

La decisión fue aprobada con siete votos a favor y tres en contra.

El proyecto de ley debe pasar aún por le Parlamento, pero los medios israelíes consideran que el respaldo a la propuesta gubernamental está asegurado.

Los observadores estiman que este tipo de medidas responde a la voluntad de Netanyahu de ganarse el favor de los más miembros más ultranacionalistas de su gobierno ante la posibilidad de tener que hacer concesiones para salvar el diálogo de paz con los palestinos.
Publicar un comentario