martes, 21 de septiembre de 2010

Ingeniero dominicano dice que primeros conceptos sobre ingeniería sísmica están en la Biblia


(NoticiaCristiana.com).

El ingeniero geólogo Osiris de León, expuso una magistral conferencia sobre Abastecimiento de Agua potable para Tenares y el Cibao Central. El conocido miembro de la Academia de Ciencias de la República Dominicana explicó un esquema de la situación actual del problema de la falta de agua en esta localidad y en el Cibao Central.

“¿Yo les pregunto a ustedes, quieren un acueducto o quieren agua?”, dijo el geólogo dominicano, al momento de enfatizar sobre la gran cantidad de acueductos que a la hora de la inauguración no tienen una fuente segura de agua; como ha ocurrido en Villa Altagracia, El Seibo y Cabral, entre muchos casos de acueductos sin agua.

De León, propuso que para Tenares lo recomendable es usar como fuente de abastecimiento la presa de Tavera, no la presa de Rincón, porque desde la presa de Rincón habría que bombear el agua, y eso es insostenible con el tiempo, mientras que desde la presa de Tavera ya se abastece a Moca, y desde ahí se puede llevar el agua por gravedad hasta Salcedo y Tenares, resultando en un trayecto más corto, más económico y más rápido.

Sin embargo, los asistentes formularon preguntas sobre los riesgos sísmicos a los que están expuesto en Tenares, puesto que está ciudad lamentablemente está ubicada sobre la falla sísmica Septentrional, y se conoce que existe una alta vulnerabilidad sísmica porque los suelos arcillosos (o arenosos) sobre los cuales han sido levantadas las edificaciones de Tenares, incluyendo centros de educativos.

El geólogo sorprendió al público por la respuesta bíblica, según él los primeros conceptos sobre la ingeniería sísmica resistente están contenidos en la Biblia, y pueden ser leídos en el Evangelio de Mateo, capítulo 7: 24-27. Allí está escrito literalmente que un hombre prudente construye sobre rocas, mientras que el hombre insensato construye sobre arena.

“En la zona Santiago-Tenares-La Vega las construcciones están levantadas sobre suelos arcillosos flexibles, de pésimo comportamiento sísmico, afirmó el experto, refiriéndose que los terremotos de 1562 y de 1842 destruyeron las comunidades del Cibao Central.

“En las construcciones de hoy se ignora esa realidad histórica. El día que haya un terremoto en la zona podríamos tener un desastre similar al sufrido por Haití el día 12 de enero de este año 2010, donde murieron cerca de 300,000 personas y más de un millón y medio quedaron sin hogar”, explicó agregando que “hemos retrocedido 800 años en el tiempo”, dijo el geólogo criticando el frágil sistema de construcción que utilizan los ingenieros en la región del Cibao.

Él recomendó que “las construcciones del Cibao Central deben hacerse sostenidas en muros y no en columnas, porque las columnas son vulnerables a las fuerzas cortantes horizontales generadas por las ondas sísmicas de cizallamiento que viajan lentamente a través de los suelos arcillosos y arenosos, poniendo el ejemplo del terremoto del 12 de enero en Haití, donde las edificaciones levantadas sobre suelos, pero con muros, sobrevivieron, mientras las edificaciones vecinas levantadas sobre los mismos suelos, pero apoyadas en columnas, colapsaron.

El ingeniero geólogo Osiris de León, expuso esta conferencia por el Centenario del municipio de Tenares, donde fue invitado por el Club Rotario, la Asociación pro Desarrollo de Tenares (ASOPRODETE) y el Club Leones.
Publicar un comentario