sábado, 4 de septiembre de 2010

Grupo Ramos premia la excelencia académica


La empresa entregó bonos escolares, certificados, trofeos y computadoras a los hijos de sus empleados que obtuvieron excelentes calificaciones durante el pasado año escolar

Grupo Ramos, empresa que opera los multicentros La Sirena y los supermercados Pola, otorgó certificados de reconocimiento y bonos escolares a diecinueve niños y jóvenes con notas sobresalientes, en la primera versión del programa Estudiante del Año, una iniciativa desarrollada por la organización para reconocer la excelencia académica y el buen comportamiento de los hijos e hijas de sus colaboradores.

Los diez estudiantes que obtuvieron los más altos índices académicos durante el pasado año escolar recibieron además el premio al Estudiante Estrella, consistente en trofeos y computadoras.

“Es importante que ustedes vean este reconocimiento como un estímulo para seguir adelante y que continúen esforzándose, no sólo para seguir obteniendo premios, sino para su propio desarrollo personal y profesional”, dijo a los jóvenes galardonados el señor Román Ramos Uría, presidente del Consejo de Directores de Grupo Ramos, durante un acto celebrado en la Sala de la Cultura del Teatro Nacional Eduardo Brito.

Este programa interno de reconocimiento al mérito estudiantil fue puesto en marcha en este año por el Grupo Ramos, como parte de sus iniciativas sociales a favor de la educación, a través de las cuales se han beneficiado miles de niños y jóvenes residentes en las comunidades en las que opera la empresa.

“Con esta primera entrega del premio al Estudiante del Año, extendemos nuestro compromiso social a los hijos e hijas de nuestros colaboradores, con el propósito de fomentar el amor al estudio desde temprano y, como una forma de impactar positivamente también a las familias de nuestros empleados, conectándolas con nuestra cultura y nuestros valores”, afirmó Héctor Ponciano, director de Gestión Humana de Grupo Ramos.

El programa Estudiante del Año alcanza a los hijos e hijas de empleados de los multicentros La Sirena, supermercados Pola, Panificadora, Centros de Distribución y Oficinas Corporativas del Grupo Ramos, que cursan los niveles de séptimo de intermedia a cuarto de bachillerato.

Para optar por el premio, los jóvenes deben obtener un promedio mínimo de 90 puntos en las asignaturas básicas y de 85 en las demás materias, así como en conducta, disciplina, puntualidad y hábitos de convivencia, entre otros aspectos.

Además de bonos escolares, certificados de reconocimiento, trofeos y computadoras, los beneficios del programa incluyen becas universitarias para dos egresados de bachillerato, en los años en que se presenten candidatos con ese nivel académico, que cumplan con los requisitos.

En el acto de entrega de premios también habló en nombre de los padres de los estudiantes sobresalientes el señor José Luis García, gerente de La Sirena Villa Mella, quien destacó la importancia de perseverar en el estudio y de educar a los hijos con el ejemplo. “Los padres que muestran entusiasmo con sus tareas o su trabajo y se preocupan por adquirir nuevos conocimientos transmiten a sus hijos esta actitud de forma natural”, afirmó.

El cierre de la actividad estuvo a cargo de la niña Diana Omairis Azcona, estudiante de octavo curso del Colegio San Silvestre de Santiago, quien obtuvo el promedio de notas más alto, con 99.5 puntos.

Diana Omairis agradeció al Grupo Ramos por el reconocimiento otorgado y por haber acogido a su padre, Octavio Ramón Azcona, durante 13 años en la empresa. Exhortó a los niños y jóvenes presentes a luchar por una mejor educación y aseguró que “con el esfuerzo y la dedicación de nosotros y el apoyo de nuestra sociedad, podemos lograrlo”.

En la actividad participaron los principales ejecutivos del Grupo Ramos, gerentes y encargados de los diferentes locales y departamentos, padres y familiares de los estudiantes distinguidos por sus méritos académicos.
Publicar un comentario