martes, 21 de septiembre de 2010

Desconocer la Biblia, un mal que también afecta a cristianos


EEUU, /09/2010 (CBN News/ProtestanteDigital.com)

En Estados Unidos hay muchas personas, incluso cristianos, que desconocen la Biblia. Basta con ver las cifras de una encuesta donde más del sesenta por ciento de estadounidenses desconocen cinco de los diez mandamientos o los cuatro Evangelios del Nuevo Testamento.

Algunos líderes cristianos dicen que en la historia no ha habido una generación tan ignorante de la Biblia como la actual. Una razón es que los jóvenes cristianos se dejan guiar por la cultura popular en vez de seguir las Escrituras. Las consecuencias de esto podrían ser devastadoras, no sólo para la iglesia sino también para toda la sociedad.

Según una encuesta del Grupo Barna, la mayoría de los que se dicen cristianos creen que ni Satanás ni el Espíritu Santo realmente existen. Y aunque la Biblia dice claramente que en Cristo jamás hubo pecado, 22% de ellos creen que Jesús pecó cuando estuvo en la tierra.

Un ochenta por ciento de los entrevistados, incluyendo cristianos nacidos de nuevo, creen que el dicho: “Ayúdate que Dios te ayudará” se encuentra en la Biblia. Y el 31 por ciento cree que basta con ser bueno para ganar la entrada al cielo.

CONSECUENCIAS DE LA IGNORANCIA
EL Dr. Vinson Synan, Profesor de la Universidad Regent, afirma que si uno no conoce la Biblia, va a caer en toda clase de errores, y toda clase de problemas. “Es lo que pasa con nuestro país. Si uno conoce la Biblia, si conoce los diez mandamientos, son advertencias, para poder vivir una vida maravillosa”, comenta.

Por su parte el Pastor Lou Engle, fundador del Movimiento de Oración “El Llamado”, dice que es peligroso ser “espiritual” sin conocer la palabra de Dios: “Si uno se aparta de la verdad, entra en el campo de la decepción, y al final, piensa que está caminando con Dios, pero no está caminando con Dios. Cuando fue tentado, Jesús dijo, ´Escrito está’… Esta generación tiene que decir ‘Escrito está’, tiene que conocer la Palabra para vencer al enemigo”. Hoy los cristianos parecen seguir la cultura popular como lo es el divorcio, que es tan común en hogares cristianos como en los no-cristianos y muchos evangélicos apoyan el matrimonio homosexual, menciona el pastor.

“Nos estamos dando cuenta que a esta generación les han enseñado que la moral es relativa. Los pastores creen en una moral relativa porque no han predicado la verdad de la Palabra de Dios a esta generación. La familia es la raíz de la nación. Si no les enseñan a los hijos la verdad, los van a perder”, comenta Engle.

UNA GENERACIÓN CON SED ESPIRITUAL
Lo más triste para muchos pastores como Lou Engle, es que las y los jóvenes desmayan de sed espiritual, pues son idealistas y necesitan una razón para vivir, y lo único que realmente satisface esa hambre es la Palabra de Dios.

Lo alentador es que algunos jóvenes sí toman la Biblia como base para vivir conforme a lo que Dios habla en ella: “SÍ, tomo la Biblia en serio como palabra de Dios… es bueno basar la vida en ella porque puede ayudar mucho y si uno cree firmemente en algo, no caerá fácilmente en cualquier cosa”, confiesa uno de los entrevistados.
Publicar un comentario