miércoles, 8 de septiembre de 2010

Algunos hombres también sufren su particular «menopausia»


El hipogonadismo es un trastorno de disminución hormonal que afecta a los hombres, asociada al envejecimiento. Algo así como la «menopausia masculina», que sin embargo sólo afecta a un 2 por ciento de los hombres, frente al cien por cien de las mujeres. Los investigadores identificaron nueve síntomas que avisan de que se puede estar padeciendo este trastorno.

Un estudio de la Universidad de Manchester (Reino Unido) concluyó que se trata de una rareza. El trabajo, realizado con casi 3.400 varones de entre 40 y 79 años de ocho países, se publica en el último número de la revista «New England Journal of Medicine». Un trabajo que no es sólo un alivio para la gran mayoría masculina, sino que también ofrece las claves para identificar la señales de alarma que pueden conducir a ese restringido club del declive hormonal.

Los investigadores identificaron nueve síntomas, tanto físicos como emocionales. Pero destacan, sobre todo, tres: la reducción de las erecciones matinales, la disminución de los pensamientos libidinosos o fantasías sexuales y la disfunción eréctil. El estudio concluye que la presencia de estas tres señales junto a una reducción de los niveles de testosterona, la hormona masculina por excelencia, pueden ser el aviso de que la «menopausia» ha hecho acto de presencia y pueden necesitar un apoyo farmacológico hormonal.

El equipo de la Universidad de Manchester también encontró otras señales, no relacionadas directamente con la sexualidad, que pueden influir en el diagnóstico. Tres son síntomas físicos: problemas para desarrollar una actividad vigorosa como correr o levantar peso, agotarse al caminar más de un kilómetro o tener molestias al agacharse o arrodillarse. El resto se refieren al estado de ánimo e incluyen cambios en los patrones del sueño, peor concentración o ansiedad. Estos últimos no se relacionaron, en la investigación, tan directamente con un mayor declive de la testosterona.

Para llegar a estas conclusiones, los científicos británicos midieron los niveles de testosterona de los 3.369 hombres involucrados en el estudio. A todos se les sometió a un cuestionario sobre su salud sexual, física y psicológica. De la lista de 32 posibles síntomas «menopáusicos», sólo 9 están asociados, de alguna manera, con sus bajos niveles de testosterona y, por tanto, serían indicativos de un hipogonadismo.

El estudio aporta una herramienta clave para el correcto diagnóstico y también para afrontar su tratamiento. Fred Wu, autor principal del estudio, recuerda que se tiende a recetar testosterona a hombres que realmente no los necesitan, porque los síntomas que presentan no están directamente relacionados con la caída hormonal.

MADRID, ABC. Edición ProtestanteDigital.com
Publicar un comentario