martes, 31 de agosto de 2010

PROYECTO COOPERATIVA DE PESCADORES DE LAS TERRENAS SE CONVIERTE EN INSTRUMENTO DE DESARROLLO MUNICIPAL



LAS TERRENAS, SAMANÁ, R. D.-Decenas de pescadores del Municipio de las Terrenas, Provincia Samaná al iniciar el proyecto de cooperativas de pescadores no se percataron sobre la importancia de este gran proyecto social al grado, que se ha convertido en el instrumento ideal, para el desarrollo de esta pujante comunidad.

La obra se inició cuando el Departamento Jurídico bajo la conducción de la doctora Marileyda Núñez y un grupo de facilitadores sociales comenzaron a asumir compromisos políticos y sociales en esta común; en principio la visión fue velar por la preservación del medio ambiente, protegiendo las especies marinas a todo lo largo de la costa de Samaná.

En los últimos meses el IDECOOP bajo la orientación de Pedro Corporán Cabrera ha trabajado en la preparación de este gran proyecto y de personas que residen en estas comunidades costeras ya que el IDECOOP tiene la responsabilidad de organizar a los obreros de la pesca dándole un instrumento económico que sirva de ahorro, de educación personal, colectiva y familiar.

El IDECOOP ha sido una institución que ha ido trabajando en muchas ocasiones en la regulación de la pesca porque no solamente le da un componente jurídico que devuelve la riqueza a los grupos de ínfimas clases o sectores menos pudientes. En la República Dominicana la labor de pesca no está prohibida, pero si regulada, sobre todo en la época de veda, no solamente para evitar la pesca indiscriminada, sino también porque hay numerosas especies en nuestro país que están en permanente peligro de extinción.

El IDECOOP tiene la responsabilidad de cuidar la flora costera, la labor de preservación del medio ambiente y junto a la Marina de Guerra solicitar los permisos correspondientes para que los pescadores a través de la cooperativa tengan su permiso de pesca y que tengan un instrumento jurídico y económico que sirva a la comunidad que representa.

Frecuentemente, decenas de pescadores, se encuentran con patrullas navales y terrestres que le exigen la regulación y por falta de orientación institucional ellos no saben donde acudir; ya en las terrenas existe un proyecto de cooperativas que va a resolver este problema de alimentación.

Los pescadores reunidos allí con las autoridades del IDECOOP denunciaron una serie de molestias causadas por la Marina de Guerra en perjuicio de los pescadores donde incautaron cientos de quintales de langostas capturadas en época de veda por lo que la Secretaria de Agricultura debe orientar con cualquier institución competente para terminar estas violaciones.

Esto significa que la educación cooperativista abre las puertas a la organización social a estos grupos de excluidos sociales que salen a buscar las riquezas del mar, que aportan al producto interno bruto de la nación un porcentaje significativo y que estos grupos deben ser promocionados por el Estado Dominicano en toda la costa nacional a través de programas especiales donde incluyan las comunidades de Manzanillo, Montecristi, Boca Chica, San Pedro de Macorís, La Romana, La Altagracia, Sabana de la Mar, Miches, Sánchez, Cabrera, Nagua, Río San Juan, incluyendo las Costas sur y Norte del país.

Así comienza el trabajo de Pedro Corporán a través del IDECOOP y la conducción jurídica de la doctora Marileyda Núñez. Ojalá que este proyecto pueda parir diferentes especies marinas incluyendo los cangrejos, camarones, langostas y toda especie que enriquezca el plato nacional y la gastronomía internacional.

¡Felicitamos a los dirigentes cooperativos de Pescadores de la Terrenas que cargados de sueños aspiran que el gobierno les construya la plaza de los pescadores de las terrenas, donde puedan constituirse en el gran atractivo turístico ecológico y agroindustrial, celebrando anualmente la feria del pescado a precio accesible!
Publicar un comentario