martes, 18 de mayo de 2010

Una pareja japonesa se casa ante un sacerdote robot

El novio vestía elegantemente, la novia resplandecía en blanco, pero toda la atención en este matrimonio japonés estaba en el sacerdote; un robot de poco más de un metro con coloridos y brillantes ojos llamado i-Fairy.

El robot es utilizado usualmente en museos y exhibiciones para dirigir a los asistentes, pero con la ayuda de una flor en la cabeza y un nuevo programa, nombró marido y mujer a Satoko Inoue y Tomohiro Shibata en una ceremonia el fin de semana.

El acto se presenta como el primer matrimonio presidido por un robot, un matrimonio 'ad hoc' para una pareja que se conoció a través de las máquinas.

La novia, Inoue, trabaja para la compañía que fabrica los i-Fairy, y su marido, Shibata, es un cliente.

"Es verdad que los robots son los causantes de que comenzáramos a salir, y como lo sugirió mi esposa, decidimos que queríamos probar este tipo de matrimonio", dijo Shibata después de dar sus votos.

Tras decir "sí, quiero", la novia dijo que quería usar su matrimonio para demostrarles a las personas que los robots pueden encajar fácilmente en la vida cotidiana.

"Siempre sentí que los robots se integrarían más en el día a día de las personas. Este lindo robot es parte de mi compañía, yo decidí que me encantaría tenerlo en mi ceremonia", dijo Inoue.

Los creadores del robot, Kokoro Ltd, dijeron que mientras ellos siguen vendiendo el i-Fairy con su propósito inicial de ayudar a los visitantes, están felices de que la máquina ayude a los matrimonios a cruzar la brecha digital.

Japón es el hogar para casi la mitad de los 800.000 robots industriales y espera que la industria se expanda.

También es una de las sociedades que envejecen más rápido en el mundo y expertos dicen que los robots pueden ayudar a cuidar al creciente número de personas mayores, y colaborar también en la falta de jóvenes dispuestos a aceptar trabajos como cocineros, limpiadores o cuidadores.
Publicar un comentario