domingo, 9 de mayo de 2010

Cenizas del volcán siguen perturbando el tráfico aéreo en el sur de Europa


Las perturbaciones del tráfico aéreo se extendieron este domingo en el sur de Europa, desde Portugal hasta Alemania pasando por España, debido a una nube de ceniza creada por un volcán islandés en erupción, que ya paralizó el espacio aéreo europeo el pasado mes.

Mientras la situación mejoraba en la tarde del domingo en España e Italia, la nube de cenizas volcánicas alcanzó el sur de Alemania, Austria y Croacia.

La nube "se extiende a lo largo de miles de kilómetros de Oeste a Este, pero no es muy ancha, unos 300 kilómetros", según el Instituto Portugués de Meteorología.

El peligro de las partículas de ceniza es que pueden dañar los reactores de los aviones, lo que obliga a las autoridades a anular vuelos por precaución.

En Portugal, la agencia portuguesa de navegación aérea (NAV) suspendió a las 20H00 GMT los vuelos en el aeropuerto de Lisboa, y anunció que permanecerán suspendidos hasta el lunes a las 12H00 GMT. En Oporto, donde el tráfico estuvo cerrado todo el domingo, se reanudará el lunes a las 06H00 GMT.

En el archipiélago de las Azores, en el océano Atlántico a 1.500 km al oeste de Lisboa, los vuelos permanecerán suspendidos hasta el lunes a las 12H00 GMT. En total, 308 vuelos fueron suspendidos este domingo en Portugal.

La llegada de la nube a la capital podría perturbar la llegada del Papa, que se espera arribe el martes a Portugal.

Antes de que la NAV cancelara temporalmente los vuelos en Lisboa, el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi, confirmó a la AFP el viaje del Papa.

"Actualmente, ningún cambio ha sido previsto en el programa" de Benedicto XVI, indicó.

En España, siete aeropuertos del noroeste del país cerraron a las 14H00 GMT (Asturias, Santander, Bilbao, Salamanca, Valladolid, León y Burgos), y otros tres (Santiago de Compostela, Vigo y La Coruña), retrasaron su reapertura una hora, a las 15H00 GMT, anunció Aena, el organismo de control aéreo español.

El sábado, más de 900 vuelos fueron anulados en España a raíz del cierre de unos veinte aeropuertos en el norte del país, principalmente el de Barcelona.

En Italia, el espacio aéreo del noroeste del país, cerrado el domingo por la mañana, reabrió a mediodía. Cerca de 300 vuelos fueron cancelados en los aeropuertos de Turín y Milán, y un centenar en Roma.

A medida que la situación mejoraba en el Oeste, las perturbaciones se hacían notar en el centro y el este del continente. La nube provocó este domingo la anulación de todos los vuelos "hasta nueva orden" en los aeropuertos alemanes de Múnich (sur) y Stuttgart (suroeste).

Según los meteorólogos, la nube cubrirá todo el territorio alemán el lunes.

En Austria, el espacio aéreo fue parcialmente cerrado el domingo, hasta el lunes por la mañana, afectando los aeropuertos de Viena, Innsbruck, Linz y Salzburgo.

En Francia, las cenizas presentes en el cielo no perturbaban el tráfico aéreo, pero se canceló un centenar de vuelos con destino a zonas afectadas.

Irlanda reabrirá los aeropuertos del oeste del país el lunes a las 05H00 GMT, después de cerrarlos progresivamente este domingo. El aeropuerto de Dublín no fue afectado. En Croacia, los aeropuertos de Split y Zadar, en la costa adriática, fueron cerrados.

El volcán islandés Eyjafjöll volvió a escupir grandes cantidades de cenizas luego de varios días de calma. El mes pasado, el espacio aéreo europeo estuvo cerrado en gran parte durante una semana, bloqueando a millones de pasajeros y provocando pérdidas financieras considerables a las aerolíneas.
Publicar un comentario