miércoles, 28 de abril de 2010

Salvó a su amiga gracias a Bob Esponja

Una niña de Long Island, Estados Unidos, le acredita a "Bob Esponja" el haberle enseñado cómo salvar a otra chica de morir atragantada.

Miriam Starobin, de 12 años, se encontraba con su mejor amiga, Allyson Golden, en una clase de música, cuando Allyson comenzó a ahogarse con el chicle que estaba mascando, por lo que se puso roja y comenzó a patalear pidiendo auxilio.

Fue entonces cuando Miriam recordó algo que vio en la serie animada de Nickelodeon, "Bob Esponja", corrió a ayudarla y le realizó la llamada “maniobra de Heimlich”. Gracias a su valiente reacción, el chicle salió despedido de la boca de su amiga, quien se recuperó de su ahogo a los pocos minutos.

En un capítulo del popular dibujo animado, Bob Esponja recupera un clarinete atascado en la garganta de Calamardo Tentáculos y, en otro, su fiel compañero Patricio – la estrella de mar – revive a Calamardo luego de que éste se traga un tenedor. La niña dice haber copiado lo aprendido en estas escenas al momento de salvar a Allyson.

Miriam aclaró que también le gusta ver series sobre medicina como "Grey's Anatomy", en donde muestran a los doctores practicando técnicas de resucitación. Sin embargo, nunca había tenido entrenamiento formal para llevar a cabo la maniobra de Heimlich.

Para realizar esta técnica, cuyo fin es eliminar de las vías respiratorias un cuerpo extraño que provoca asfixia, la persona se sitúa de pie detrás de la víctima, le rodea la cintura con los brazos y le aplica compresiones rápidas en el abdomen en dirección craneal (hacia arriba). Aunque muchas series televisivas y películas han mostrado a sus personajes usando esta maniobra de rescate, suele requerir de entrenamiento y práctica para hacerla correctamente.
Fuente>Tandil Diario.com
Publicar un comentario