martes, 20 de abril de 2010

Políticos abogan por convertir América Latina, Caribe y UE en socios globales


Madrid, 20 abr (EFE).- Políticos latinoamericanos y europeos abogaron hoy por una agenda común entre América Latina, el Caribe y la Unión Europea para fortalecer sus relaciones superando el "enfoque biregional" y asentándose como "socios globales".

El secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, el secretario de Estado español para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, el ex presidente chileno Ricardo Lagos, y el jefe de gabinete del ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, Alberto D'Alotto, inauguraron hoy en un hotel de madrileño el seminario "De Río de Janeiro a Madrid, una década después".

Organizado por la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) y la UE, este foro analiza el recorrido, el balance y las perspectivas de las relaciones entre la UE, América Latina y el Caribe a través de las cumbres y apuesta por impulsar la integración regional.

Enrique Iglesias hizo un repaso desde la primera cumbre celebrada en Río de Janeiro en 1999 y fijó los objetivos a conseguir en la VI cumbre de jefes de estado y de gobierno América Latina, el Caribe y la UE que se celebrará en Madrid el próximo 18 de mayo.

Habló de trabajar por una agenda común entre ambas regiones y destacó que América Latina presenta "buenas oportunidades" para dar un "salto cualitativo importante al futuro" con "nuevas oportunidades e instrumentos de cooperación con Europa".

Tras afirmar que existe un "amplio espectro de intereses económicos, políticos, sociales y culturales" que "permitirán avanzar en una agenda propia", dijo esperar que durante el próximo mes de mayo culminen los acuerdos comerciales entre la UE, Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) y Centroamérica.

Iglesias afirmó que la experiencia adquirida en los últimos años por Latinoamérica abre a la región un panorama internacional con "nuevas puertas, nuevos mercados y nuevos dividendos" y con un importante "potencial de crecimiento".

"Europa podría mirar la relación con América Latina bajo esta perspectiva", dijo, antes de insistir en la capacidad de gestionar la actual crisis económica y en el diálogo y la cooperación.

El cambio climático, las migraciones, el terrorismo, la energía, el empleo, la formación, la tecnología o la innovación son asuntos, según apuntó, en los que la UE y América Latina pueden trabajar juntos, en lo que coincidió con Lagos.

Juan Pablo de Laiglesia insistió en la prioridad que para España -que ostenta este semestre la presidencia rotatoria de la UE- supone Latinoamérica y el objetivo de que mejoren las relaciones con la UE "en todos los planos y de la forma más irreversible posible".

"A Europa le interesa América Latina. Somos aliados naturales, compartimos valores y agenda que, lejos de alejarnos, nos acercan. Somos dos vértices del nuevo Occidente que conforman la América del Norte, la América latina y Europa", dijo.

Por ello el político español apostó por una agenda global "alejada de tentaciones hegemónicas, donde la cooperación y el diálogo sean instrumentos de trabajo".

"Es importante superar el enfoque biregional para pasar a vernos, considerarnos y trabajar como socios globales" con el objetivo de definir un plan de trabajo evitando así que las cumbres sean una "explosión de buenas intenciones pero sin aplicación", añadió.

Para el director de la Representación de la Comisión Europea en España, Francisco Fonseca, Latinoamérica ha experimentado una "evolución significativa en la última década" en los planos comercial, político y social aunque, precisó, "quedan retos pendientes, como la debilidad institucional de algunos países".

No obstante, resaltó el "gran potencial económico" de América Latina, su crecimiento a escala internacional y la importancia de que sea una "región estable".
Publicar un comentario