martes, 6 de abril de 2010

Penalizan a un padre de acogida cristiano al dejar su hija adoptiva el islam por Jesús


LEEDS (INGLATERRA), 05/04/2010 (CBN/ProtestanteDigital)

El gobierno británico revocó el poder estar en el registro oficial como padre de acogida a un hombre cristiano, después de que una joven musulmana de 16 años de edad se convirtiera al cristianismo mientras estaba a su cuidado. El caso será apelado.

Los cristianos del Reino Unido creen que sus libertades están desapareciendo poco a poco. Y ven la reacción del Gobierno hacia la conversión al cristianismo de una joven musulmana como un claro ejemplo de ello.

La joven musulmana, en sus últimos años de adolescencia quiso explorar el cristianismo. Sus padres de acogida dicen que no incitaron a la niña para que cambiase su fe, sino que incluso le ofrecieron llevarla a lugares donde pudiera practicar el Islam.

Sin embargo, la chica insistió en seguir investigando la fe cristiana y, finalmente, decidió bautizarse.

Cuando la niña decidió que quería bautizarse en una iglesia evangélica, los funcionarios del gobierno dijeron a Gary Mc Farlane, el padre de acogida, que había fracasado en su deber de preservar la religión de la niña y que debería haber utilizado su influencia para impedir que se bautizara.

El juez Mike del Instituto Cristiano dice que no puede entender la objeción del Gobierno de permitir que la niña elija cambiar su fe y considera que este caso pone de relieve el tipo de doble rasero al que los cristianos se enfrentan en la Gran Bretaña moderna.

POR PROPIA DECISIÓN
El abogado de los padres de acogida, Nigel Priestley dice que no hay ninguna prueba que apoye que la niña haya sufrido presión para cambiar su religión. Y sostiene que las autoridades no han querido escuchar las opiniones de ella.

Tal vez el caso no hubiera trascendido si la niña no hubiera decidido ser bautizada. Priestley dice que este hecho es lo que llevó a actuar al gobierno, cuya reacción ha sido “totalmente desproporcionada”.

Un portavoz del Gobierno ha enfatizado en un comunicado: "Nosotros nunca podríamos juzgar temas delicados relacionados con un niño de acogida. Sería irresponsable y, en este caso particular, se podría acabar haciendo daño al niño".

El tribunal ha dictaminado que el padre de acogida puede apelar la decisión. El caso está listo para ser escuchado el 27 de abril en el Alto Tribunal de Justicia de Leeds, en el norte de Inglaterra.

Los cristianos no sólo esperan que la niña y sus padres de acogida ganen el caso, sino que también mediante este episodio se refuerce el derecho de las personas a cambiar libremente su fe sin penalizaciones jurídicas.
Publicar un comentario